Un centenar de vecinos del PAU de Vallecas piden semáforos en sus avenidas y más seguridad vial

Actualizado: domingo, 23 diciembre 2007 15:28

MADRID, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de una centena de vecinos del PAU de Vallecas se concentraron hoy en la Avenida del Ensanche para rememorar a Manuel, el vecino que falleció el pasado domingo tras haber sido atropellado en septiembre y también, para reclamar al Departamento de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid la instalación de más semáforos y badenes en las grandes avenidas.

En declaraciones a Europa Press Televisión, la presidenta de la Asociación de Vecinos del PAU del Ensanche de Vallecas, Rosa María Pérez Mateo, reclamó la instalación de "más semáforos en estas avenidas tan grandes", como ya vienen haciéndolo desde el pasado mes de febrero.

"Ahora mismo hay semáforos en tres cruces de la Avenida del Ensanche de Vallecas, pero en febrero nos prometieron que iban a poner semáforos en 36 intersecciones", explicó mientras señalaba los cruces en los que ya están instaladas estas señales de tráfico.

Pérez explicó que la instalación de los semáforos parte del departamento de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid y matizó que están prometidos desde febrero, quejándose de que "ya han pasado diez meses y sólo hay tres, mientras que se ha abierto Ikea, Carrefour y varios colegios, y además, no hay agentes de movilidad para regular el tráfico".

Otra de las reclamaciones que los vecinos de este barrio madrileño hacen al Consistorio capitalino es la instalación de badenes, pero la presidenta de la asociación de vecinos desveló la posición de los encargados del asunto en el área de Gobierno de Seguridad y Movilidad. "No nos han dicho nada, sólo que los semáforos se irán poniendo paulatinamente, pero para los pasos elevados no hay presupuestos, incluso ellos mismos nos dicen que peleemos, pero de ellos no parte", se lamentó.

Por su parte, la viuda de Manuel, el vecino que fue atropellado el pasado septiembre y que falleció el domingo, Eugenia Bravo, pidió "que no vuelva a ocurrir más, que tomen medidas, que cuando entregan un barrio nuevo lo normal es que lo entreguen con señalización".

Además, muy afectada, insistió en que el Ayuntamiento debe prestar "vigilancia policial" para las carreras que hacen estas personas y ante todo badenes, ya que con ellos la vida de su marido no se habría "perdido en vano".

Por último, aclaró que ni el departamento que dirige Pedro Calvo ni el Ayuntamiento se han puesto en contacto con ella para explicarle las causas del accidente. "He tardado un mes y medio en saber qué es lo que le pasó a mi marido, no me han dado ninguna información hasta que no ha salido el atestado", concluyó.