Cerca de 20.000 alumnos de los colegios públicos recibirán el próximo curso las clases en inglés

Actualizado 09/02/2008 15:12:04 CET

El bilingüismo alcanzará a 25 colegios concertados de Madrid y prevé ampliarse en el curso 2010 y 2011 a institutos de la Comunidad

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ejecutivo de Esperanza Aguirre aspira a extender el bilingüismo entre los escolares de la región. En el próximo curso, la enseñanza en castellano y en inglés se impartirá en 180 colegios públicos de la Comunidad, es decir, en uno de cada cuatro centros escolares de la región, elevando a 20.000 los alumnos que estudiarán gratuitamente inglés desde los 3 años.

La enseñanza bilingüe es una de los retos educativos de la Consejería que preside Lucía Figar. Actualmente, de los 147 colegios públicos que disponen de esta enseñanza, 26 lo hacen en los cuatro primeros cursos de Primaria; 54 la tienen implantada hasta tercero; 42 hasta segundo; y 25 iniciaron el programa en el primer curso de Primaria.

Los nuevos cetros se repartirán entre las áreas territoriales de Madrid y sus distritos. Doce irán a la capital, mientras que el resto se repartirán entre los municipios de Tres Cantos, Alcalá de Henares, Parla, Alcorcón, Alpedrete, Boadilla del Monte, Collado Villalba, El Álamo o Fuenlabrada, entre otros.

El bilingüismo alcanzará también a 25 colegios concertados de Madrid, que se incorporarán a la Red de Centros Bilingües de la región. La Consejería de Educación creará una comisión de valoración que se encargará de proponer los centros seleccionados para la implantación de las enseñanzas bilingües.

Pero el plan del Gobierno de Aguirre no se queda sólo en los colegios públicos y en los concertados. En el curso 2010 y 2011, los alumnos de los primeros 26 centro bilingües empezarán la enseñanza secundaria. Para ese año, la Comunidad quiere que estén abiertos al menos diez institutos para que los escolares continúen sus clases en castellano y en inglés.

DOCENTES Y PADRES

En el acto de presentación de los nuevos colegios bilingües, la presidenta autonómica destacó el pasado miércoles que el objetivo de su Gobierno es que los niños reciban en inglés todas las enseñanzas, salvo las matemáticas. Para la buena marcha de esta iniciativa es necesario, según Aguirre, la implicación de los profesores y los padres a fin de mejorar la calidad de esta enseñanza.

En su discurso, Aguirre elogió la colaboración de maestros y padres para que "los niños madrileños tengan la oportunidad en la escuela pública de adquirir esa herramienta básica para incorporarse a un mundo globalizado".

Gracias al plan de la Comunidad, los docentes que lo desean reciben clases de inglés y se esfuerzan para que sus alumnos aprendan inglés por el método de inmersión. Alrededor de 880 maestros madrileños se han desplazado a universidades del Reino Unido para recibir formación especializada para su posterior trabajo en las aulas. Además, el Ejecutivo autonómico pone a disposición de los docentes que no forman parte del programa cursos de inmersión lingüística para que en un fututo lo hagan.

Para la jefe del Ejecutivo regional, el éxito de la instauración del bilingüismo entre los escolares madrileños exige "un esfuerzo importante" y "un trabajo duro, bien preparado y continuo, en el cual las previsiones son fundamentales".

Dentro de estas previsiones, por ejemplo, cada colegio dispone de auxiliares nativos de conversación que apoyan a los profesores. Se trata de jóvenes licenciados o estudiantes que cursan el último año de licenciatura. En este curso hay cerca de 500 auxiliares procedentes de Reino Unido, Irlanda, Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.