Actualizado 13/04/2007 16:25 CET

La compañía holandesa Galili Dance y la solista finlandesa Virpi Pahkinen llegan este fin de semana a Madrid en Danza

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La compañía holandesa Galili Dance y la solista finlandesa Virpi Pahkinen llegan desde hoy y durante este fin de semana al Festival Madrid en Danza. El teatro Albéniz y el teatro Pradillo acogerán respectivamente los espectáculos de estos artistas que ofrecen su particular visión de la danza contemporánea.

Galili Dance nació en 1997, por lo que ahora cumple su décimo aniversario, cuando Itzik Galili, fue nombrado director artístico de la Fundación de Danza del Norte de los Países Bajos. El coreógrafo confesó hoy que no le gusta que le definan precisamente así pues le resulta "altisonante y encorsetador" y dijo sentirse más como "un camarero que sirve cosas diferentes y no pide excusas por ello".

'Heads or Tales' es el título del espectáculo que presentará la compañía en Madrid y que se ha creado con motivo de ese décimo aniversario. Itzik Galili matizó, sin embargo, que este trabajo no pretende ser un resumen de lo realizado por la compañía a lo largo de su trayectoria, sino justamente lo contrario.

"Al disponer de una importante subvención para crear un espectáculo con este motivo pensé en trabajar con bailarines jóvenes que no habían participado antes en un proyecto de esta magnitud. Al ser un grupo grande y conectar unos con otros, la presión habitual que se ejerce por la gran velocidad con la que trabajamos habitualmente se diluyó y se ha conseguido la evolución deseada", explicó Galili.

PREJUICIOS Y PRETENSIONES

Danza, música en directo, interacción con el público, una poderosa iluminación, un vestuario hecho a base de llantas de bicicleta y la escenografía de Janco van Barneveld ponen en pie un espectáculo que lanza al espectador una pregunta y una reflexión y que le invita a ponerse en el lado del intelecto o en el lado emocional.

"He partido de mis propias experiencias para exponer las vivencias cotidianas en general y cómo los seres humanos compartimos esa información con los demás. Este espectáculo habla de prejuicios y pretensiones, de la imposibilidad del intercambio, de la masacre que perpetramos unos contra otros y de como la religión abusa de todos nosotros", dijo Galili.

El director de la compañía prometió no defraudar al público porque este podrá identificarse en alguna de las múltiples escenas. "Es una búsqueda que pretende establecer ese puente para todos. La obra tiene un principio y un final y en medio lo que hay es un sueño, que puede ser real o imaginario", apostilló.

Galili aprovechó su encuentro con la prensa en Madrid para anunciar que a partir de enero de 2009 codirigirá una compañía nueva para la ciudad de Amsterdam, por lo que acaba de presentar su dimisión del puesto que actualmente ocupa.

DOS COREOGRAFÍAS

Por su parte, la finlandesa Virpi Pahkinen presentará dos coreografías. La primera, 'Meretseger', da nombre a una diosa del libro de los muertos de la mitología egipcia que tiene cabeza de cobra y que presenta dos vertientes: "Es vengativa y misericordiosa a la vez puesto que vigila para que nadie robe en las tumbas pero también interviene cuando alguien está herido", explicó la artista.

Las serpientes son un elemento reiterativo en la trayectoria de esta coreógrafa y bailarina que confesó haber comido carne de este animal cuando viajó a Vietnam y sintió que adquiría toda su energía. "Era como recoger parte de su espíritu y eso me ayudó a bailar mejor", declaró.

La segunda pieza que interpretará lleva por título 'Sepia longa, Aspectus brevis' y surgió tras el encargo que le hizo a un organista de catedral para que compusiera la música de este trabajo que luego se mezcló con percusión oriental. El resultado, "un pequeño requiem", dijo Pahkinen confesando su preferencia por los solos o dúos a diferencia de las grandes compañías "donde es difícil mantener la pureza" de lo que se expresa individualmente.