La Comunidad permitirá que todos los facultativos de los hospitales públicos puedan prescribir recetas

Actualizado 07/07/2008 20:15:40 CET

Incorporará en breve la receta electrónica, que facilitará el trámite a los pacientes crónicos

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid permitirá a todos los facultativos de los hospitales que están gestionados en la red pública sanitaria, incluidos aquellos que pertenecen a entidades privadas que prestan servicio a la sanidad pública con población de referencia como la Fundación Jiménez Díaz y el Hospital Infanta Elena, prescribir fármacos y extender recetas oficiales del sistema público madrileño.

Según informó la Consejería de Sanidad en un comunicado, este departamento está elaborando una normativa para que los facultativos que prestan sus servicios a los pacientes atendidos por las zonas básicas que tienen como referencia a la Fundación Jiménez Díaz y al Hospital Infanta Elena puedan prescribir recetas oficiales.

Con ello, los pacientes podrán obtener su primera receta con independencia de que el médico especialista que le atienda pertenezca a un centro de gestión directa o un centro bajo cualquier otra forma de gestión.

Según recordó la Consejería, desde hace una década, más de 400.000 pacientes están siendo atendidos en la Fundación Jiménez Díaz mientras que desde hace un año casi 95.000 pacientes han pasado por el Hospital Infanta Elena.

Ambos centros están prestando servicio público a unas zonas básicas cuyos pacientes se verán beneficiados por esta medida, ya que podrán obtener sus recetas oficiales directamente de los especialistas que les atienden sin tener que acudir posteriormente a su médico de primaria para obtener esas recetas oficiales.

Otras de las medidas que están llevando a cabo la Consejería de Sanidad para mejorar la prescripción farmacológica es la puesta en marcha de la receta electrónica, ya que se agilizarán los trámites burocráticos para acceder a los tratamientos farmacológicos financiados por la Sanidad pública.

Según la Consejería, la receta electrónica mejorará notablemente los trámites para el acceso a los fármacos y será especialmente positiva para los pacientes crónicos que tengan que acudir cada cierto tiempo a recoger recetas, ya que bastará con introducir el nombre del paciente para comprobar que tiene hecha la receta por su médico.

La Comunidad de Madrid mantendrá como principal criterio que las primeras recetas a cada paciente sean elaboradas por los médicos de Atención Especializada.