Actualizado 05/02/2021 10:47 CET

Sanidad "no va a cesar a una profesional grabada en una conversación privada"

Fachada principal del Hospital Universitario Príncipe de Asturias, en Alcalá de Henares.
Fachada principal del Hospital Universitario Príncipe de Asturias, en Alcalá de Henares. - HOSPITAL PRÍNCIPE DE ASTURIAS - Archivo

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad ha dicho este jueves que "no va a cesar a una profesional que ha sido grabada en una conversación privada", en alusión a la gerente del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, Dolores Rubio, que planteó en una reunión retirar el móvil a los pacientes para evitar que estos pudieran recibir indicaciones de sus familiares para rechazar su traslado al Hospital Enfermera Isabel Zendal.

"La Consejería de Sanidad no va a cesar a una profesional que ha sido grabada en una conversación privada", ha informado un portavoz del departamento que encabeza Enrique Ruiz Escudero, pese a que el propio vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio Aguado, ha pedido el cese de la gerente al considerar "inadmisible" lo que ha dicho.

La Consejería de Sanidad ha rehusado pronunciarse sobre el contenido de la grabación, en la que se escucha a Rubio decir: "Pues se prohíben los teléfonos, no se llama, se deja de llamar a la familia. ¿Por qué tiene que llamar a la familia y por qué tiene que tener un móvil?", comenta la gerente en una reunión de la que ha trascendido una grabación difundida por la 'Cadena Ser'. La gerente reconoce que hay que informar a la familia del traslado del paciente, pero sugiere que se haga "cuando ya esté saliendo del hospital".

Por otro lado, desliza que el personal del centro podría estar boicoteando los traslados. "Pues habrá que empezar a trabajar desde el punto de vista de los informadores que cogen el teléfono y a lo mejor habrá que empezar a ver quién tenemos al teléfono, porque a lo mejor tenemos el boicoteador dentro", dice Rubio. "Alguien está boicoteando esto, porque si el paciente dice que sí --ya llevamos unos cuantos-- y al cabo de cinco minutos entra un auxiliar o entra no sé quién y resulta que el señor ya dice que no, a ver qué es lo que está pasando", ha agregado.

Según Aguado, esto es "una falta de respeto a los pacientes y sus familias, que tienen todo el derecho a hablar entre ellos y tomar decisiones en base a la información que ellos consideran oportuno". "No se le puede privar (a un enfermo) de hablar con sus familias ni tener teléfono. Los que abogan por eso no deben estar en el cargo que están", ha dicho.

"Si algo hemos aprendido en la pandemia es no dejar solas a las personas ingresadas. Yo me pongo en su piel y es inadmisible que la gerente de un hospital considere que no pueda tener contacto con su familia o acceso al móvil para consultarle lo que quieran o impedirles un traslado a un hospital, aunque sea le mejor del mundo contra el Covid. Si hay una persona que defienda algo parecido no debe estar ocupando ese cargo un minuto más", ha respondido con rotundidad el vicepresidente.

La reacción a estas palabras por parte del alcalde de Alcalá de Henares, el socialista Javier Rodríguez Palacios; del portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo; del PSOE-M; así como de todos los sindicatos con representación en el centro hospitalario ha sido pedir el cese o la dimisión de la gerente, nombrada recientemente por el Gobierno regional.