Publicado 02/10/2020 11:12CET

Las denuncias por violencia de género bajan un 17,8% en Madrid

Juzgados de lo Penal de Marid de la calle Albarracín
Juzgados de lo Penal de Marid de la calle Albarracín - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las denuncias por violencia de género han descendido un 17,8 por ciento en la Comunidad de Madrid durante el segundo trimestre de 2020, el más afectado por las consecuencias de la crisis sanitaria del Covid-19, según el informe trimestral del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género.

En concreto, se presentaron 5.103, lo que supone un descenso de un 17,8 por ciento, mientras que el número de mujeres víctimas (4.999) también bajó un 15,7 por ciento. La solicitud de órdenes de protección (1.212) descendió igualmente un 20,4 por ciento.

Este decremento ha tenido lugar a pesar de que la declaración del estado de alarma y, con ella, la suspensión de los plazos procesales, no afectó "a las actuaciones encomendadas a los servicios de guardia, a las actuaciones con detenido, a las órdenes de protección, a las actuaciones urgentes en materia de vigilancia penitenciaria y a cualquier medida cautelar en materia de violencia sobre la mujer o menores", que fueron declaradas actividades esenciales.

Según el informe, sí se mantuvo en los meses de abril, mayo y junio un elevado porcentaje de sentencias condenatorias, que alcanzaron el 75,2 por ciento del total de las dictadas por los órganos judiciales de la región --juzgados de violencia sobre la mujer, juzgados de los penal y audiencias provinciales-- en el ámbito de la violencia machista. Hace un año, las condenas representaron el 69,5 por ciento del total.

Los juzgados madrileños registraron 5.103 denuncias por violencia de género. Durante el segundo trimestre del año, los juzgados de violencia sobre la mujer registraron en Madrid un total de 5.103 denuncias, un 17,8 por ciento menos que en el mismo trimestre de 2019.

De ellas, y aunque disminuyeron respecto a las de hace un año, las más numerosas fueron de nuevo las presentadas por la víctima (3.640), que representan el 71,3 por ciento del total. La gran mayoría de las denuncias presentadas por la víctima lo fueron ante la policía (3.613).

En cuanto a las presentadas por familiares, sumaron un total de 189, un 23,3 por ciento menos que en el segundo trimestre de 2019. Respecto al total de denuncias, las interpuestas por los familiares se mantuvieron un trimestre más en un porcentaje muy bajo.

DESCIENDE EL NÚMERO DE MUJERES VÍCTIMAS EN LA REGIÓN

El número de mujeres víctimas de la violencia machista registrado en Madrid el segundo trimestre del año fue de 4.999, lo que ha supuesto un descenso interanual del 15,7 por ciento.

Pese a esta importante disminución, se mantuvo estable y en porcentajes muy similares a los de hace un año el número de víctimas de nacionalidad española, el 56,7 por ciento del total, y el de víctimas de otras nacionalidades, que representan el 43,3 por ciento.

Los juzgados de Madrid adoptaron también un total de 2.202 medidas judiciales, tanto civiles como penales, de protección de las víctimas (mujeres y menores). Del total de medidas de protección, 1.605 se acordaron en el ámbito penal (158 de ellas, acompañadas de órdenes de protección) y 597, en el civil (dos de ellas, con orden de protección).

Más de siete de cada diez sentencias dictadas en los juzgados madrileños terminaron en condena al maltratador. Si bien en el trimestre analizado los órganos judiciales madrileños dictaron un 52 por ciento menos sentencias que hace un año, la proporción entre las condenatorias y las absolutorias se mantuvo en términos similares a los del segundo trimestre de 2019. En concreto, el porcentaje de las sentencias de condena ha llegado al 75,2 por ciento en el conjunto de 2019.

La presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, Ángeles Carmona, ha señalalo que los datos del trimestre ponen de manifiesto de forma palpable las dificultades añadidas que han tenido las mujeres víctimas de violencia machista para denunciar a sus agresores, una circunstancia de la que desde el Observatorio se alertó durante el tiempo que duró el confinamiento decretado como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus.

Según ha apuntado, todos los actores implicados en la lucha contra la violencia de género y en la protección a las víctimas se mantuvieron activos durante el confinamiento; de hecho, la actividad judicial referida a esta materia no se vio afectada por la suspensión de los plazos procesales y los jueces siguieron trabajando, al haber sido declarada esencial por el CGPJ.

Para leer más