Publicado 18/06/2021 11:11CET

La FAPA Giner de los Ríos reclama la regulación de las cocinas industriales y que se trasladen a polígonos

Archivo - Un niño juega en las instalaciones del CEIP Miguel de Unamuno, donde asociaciones y padres protestan por la instalación de 4 chimeneas de unas cocinas industriales frente al patio del colegio
Archivo - Un niño juega en las instalaciones del CEIP Miguel de Unamuno, donde asociaciones y padres protestan por la instalación de 4 chimeneas de unas cocinas industriales frente al patio del colegio - A. Pérez Meca - Europa Press - Archivo

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

La FAPA Francisco Giner de los Ríos ha reclamado la regulación de las 'cocinas fantamas' o 'dark kitchens' y que su actividad se desarrolle en polígonos industriales.

La Federación ha mostrado en un comunicado su rechazo a las concesiones de licencias de actividad al tratarse de "una línea de negocio completamente nueva, surgida al amparo de la demanda de comida a domicilio".

"Para el Ayuntamiento de Madrid, estas actividades se consideran encuadradas en el uso industrial de elaboración de comidas y se tramitan por el procedimiento de licencia, según recoge el artículo 25 de la ordenanza pero problema que surge es que, en realidad, se trata de grandes cocinas industriales que están destinadas a cocinar para los envíos a domicilio, generando olores, humos y ruidos", han indicado.

Se une a "la afluencia de furgonetas y camiones que llevan los alimentos y demás material, así como los repartidores a domicilio en la zona, concentrada a determinadas horas, lo que rompe con la tranquilidad deseable de los espacios habitables en zonas urbanas ya consolidadas".

La FAPA entiende que el Ayuntamiento "está concediendo licencias que no cubren la verdadera naturaleza de su actividad industrial y, por lo tanto, probablemente no se esté interpretando correctamente lo dictaminado en el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOU)".

CAMINOS SEGUROS VS COCINAS INDUSTRIALES

La más apuesta de la FAPA por los 'Caminos seguros al cole' "entra en contradicción con estas aglomeraciones de tráfico rodado en las cercanías de los centros escolares".

Y ponen el ejemplo del colegio Miguel de Unamuno, en Arganzuela, que han visto "incrementado no sólo el ruido, los olores sino la peligrosidad de las calles aledañas a su centro, pues son decenas de motos, riders y demás tráfico que provoca esta actividad las que impiden no sólo el desarrollo de su horario lectivo con normalidad sino que las entradas y salidas del colegio sean realmente peligrosas".

"Así pues, en tanto no se produzca la ansiada modificación del Plan General de Urbanismo de 1977 actualizándola a las nuevas propuestas medioambientales e incluso a la Ley 9/2001, del Suelo de la Comunidad de Madrid, es necesaria la suspensión en la tramitación y concesión de estas licencias, o bien, que se consideren en el ámbito de actividades industriales propias de polígonos", han planteado.