La Garbancera madrileña promociona la nueva cosecha de garbanzo autóctono, con 55.000 kilos de producción

La Garbancera promociona la nueva cosecha
LA GURBANCERA DE MADRID
Publicado 16/10/2018 17:42:26CET

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Garbancera madrileña ha organizado este martes la degustación de un tradicional cocido para promocionar la nueva cosecha de este producto autóctono de la comarca oeste de la región, cuya producción ha llegado a los 55.000 kilogramos de garbanzos.

La nueva cosecha ya está envasada y se comercializa en los distintos comercios locales de los catorce municipios de la comarca suroeste que conforman la asociación, que han recuperado el garbanzo típico madrileño, cuyo cultivo se había perdido durante décadas: Brunete, Villamantilla, Quijorna, Sevilla la Nueva, Colmenar de Arroyo, Navalcarnero, Boadilla del Monte, Villaviciosa de Odón, Villanueva de Perales, Villamanta, Villanueva de la Cañada, Villanueva del Pardillo, Valdemorillo y Navagalamella.

De hecho, a la comida degustación de este mediodía han acudido alcaldes y productores, además del consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Carlos Izquierdo, quien ha señalado que hoy es el Día Mundial de la Alimentación y que uno de los objetivos de la ONU es lograr el 'Hambre Cero'. Así, ha recordado que el garbanzo, junto a la patata, quitó el hambre a muchos madrileños a principios del siglo XX y también después de la Guerra Civil.

Luego, este alimento se ha ido perdiendo en las últimas décadas o se han ido elaborando cocidos con garbanzos traídos de otras regiones españoles o incluso de otros países como Canadá. De hecho, muchos madrileños no conocen esta legumbre.

Su producción madrileña, que básicamente se destinaba al autoabastecimiento de la zona, poco a poco se ha ido perdiendo por la delicadeza de este garbanzo y por el gran esfuerzo que destinaban los agricultores a obtener unas cosechas que no resultaban excesivamente abundantes.

Tal y como ha destacado el consejero, tan solo quedaba una muestra de un pequeño número de semillas conservadas en estado de congelación por el Instituto Madrileño para el Desarrollo Agrario de la Comunidad de Madrid (Imidra), que pronto sacará dos variantes nuevas de este producto "para que nuestros niños lo consuman cada día".

El Imidra, junto a alcaldes de la zona oeste sumaron esfuerzos hace un año para recuperar el cultivo del garbanzo autóctono. Así, han conseguido recoger este año, el segundo, una producción de 55.000 kilos, ha indicado el presidente de La Garbancera, José Francisco Brunete.

Al evento también ha asistido la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, y el alcalde de Boadilla y diputado del Congreso por Madrid, Antonio González Terol, quien se ha comprometido a ser el "embajador" de los garbanceros madrileños por España.