Largas colas en Correos tras acudir los madrileños "en masa" a recoger la etiqueta ambiental de la DGT

LARGAS FILAS DE CORREOS PARA SOLICITAR LA ETIQUETA AMBIENTAL
EUROPA PRESS
Publicado 12/12/2018 11:26:40CET

Correos se enfrenta a una "enorme carga de trabajo" porque han aumentado las peticiones tras la entrada del escenario 2 por contaminación

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las oficinas de Correos de Madrid están registrando este miércoles largas colas, tras acudir los madrileños "en masa" a por la etiqueta ambiental Cero emisiones, ECO, C, o B, de la Dirección General de Tráfico (DGT) al estrenarse el escenario 2 del nuevo protocolo por episodios de alta contaminación de dióxido de nitrógeno (NO2).

Fuentes de la compañía han explicado a Europa Press que desde ayer los ciudadanos han acudido "en masa" para adquirir esta etiqueta --necesaria para poder circular con restricciones pero no obligatoria hasta el mes de abril-- y que se está enfrentando a "una enorme carga de trabajo".

Según informó ayer el Ayuntamiento de Madrid, los vehículos sin distintivo ambiental de la Dirección General de Tráfico, incluidos los ciclomotores y motocicletas, no podrán circular este miércoles por la M-30 ni por su interior, y solo podrán aparcar en la zona del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) los vehículos Cero emisiones y ECO.

Por ello, desde ayer las oficinas de Correos están recibiendo "enormes cargas de trabajo", ya que los ciudadanos de la región están acudiendo en "masa" a recoger la etiqueta. De hecho, algunas personas que acudieron este martes a las oficinas señalaron a Europa Press que tuvieron que esperar al menos dos horas a ser atendidos.

Por ahora, la compañía de mensajería no tiene datos "cuantitativos" pero han insistido que la "gran cantidad" de personas que están solicitando esta etiqueta para sus vehículos es "patente" y creen que lo seguirá siendo durante todo el día.

Correos ya informó ayer de que ha vendido 380.390 etiquetas ambientales en sus oficinas repartidas en la Comunidad de Madrid y desde el pasado 29 de noviembre.

Estos distintivos ambientales, que cuestan 5 euros, identifican a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente permitiendo el acceso a los centros urbanos en períodos de contaminación a aquellos calificados como ecológicos.