26 de febrero de 2020
 
Actualizado 11/11/2008 21:38:25 CET

Lucas critica la pelea del PP en Caja Madrid y Calvo le responde que el PSOE también discrepó en la Comisión de Control

IU subraya la importancia de esta nueva "pelea" entre Aguirre y Gallardón, porque es "la primera vez que llega al seno de la Caja"

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz socialista en Madrid, David Lucas, criticó hoy que los vocales del PP en la asamblea general de Caja Madrid ofrecieran en su reunión de ayer un espectáculo "lamentable" durante la votación por la renovación de algunos cargos de la cúpula de la entidad, y el delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de la capital, Pedro Calvo, le recordó que el PSOE también mostró discrepancias internas durante la reunión de la Comisión de Control de la caja hace unos días.

"El PP nos tiene acostumbrados a las peleas entre la presidenta regional, Esperanza Aguirre, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, en otras instancias, pero nunca en Caja Madrid, así que creo que se deben pedir responsabilidades a Aguirre, Gallardón y también al presidente de la entidad, Miguel Blesa", consideró Lucas en declaraciones a la Cadena SER recogidas por Europa Press.

Además, opinó que ahora es el momento de "analizar la situación, el futuro y las decisiones que hay que tomar", y no el de "propiciar en la asamblea enfrentamientos que corresponde a otros ámbitos, como los órganos de Dirección del PP". "Ayer miembros del PP se dijeron palabras muy gruesas, no es lógico que esa tensión se traslade a la Caja porque se pueden defender diferentes posturas sin llegar a la agresividad verbal y sin que primen otros intereses sobre los de la Caja", apostilló.

A esto, Calvo, que es vocal en la asamblea y que, por tanto, ayer presenció la votación, le respondió que "también el PSOE tiene discrepancias internas de fondo sobre si hay que hacer cambios en lo recogido por la Ley de Cajas respecto a la elección del nuevo Consejo de Administración y del nuevo presidente", una división que, según el delegado, se plasmó en la Comisión de Control de Caja Madrid celebrada hace unos días.

"Creo que (la votación de ayer) fue una cuestión menor pero que ha servido para que se opine de la cuestión de fondo: cómo afrontar la renovación de los órganos de la Caja. Espero que al final impere la cordura y el acuerdo de la mayoría social que ha sostenido hasta ahora la buena gestión (de Blesa), que ayer no fue puesta en cuestión por ninguna de las partes", continuó Calvo, añadiendo que "este tipo de luchas por tener controlados determinados puestos en la asamblea y en el Consejo de Administración existen y existirán siempre".

Además, el responsable municipal apostó por "hace una reflexión sobre la independencia de las cajas y sobre la necesidad de no tensionar su estructura, sobre todo en época de crisis, para no provocar una pérdida de confianza y el detrimento de su valor en el mercado".

El portavoz de IU en el Consistorio capitalino, Ángel Pérez, se preguntó el objetivo del "espectáculo poco edificante" que tuvo lugar ayer, al no saber "de manera explícita por qué se desencadena esta estabilidad en Caja Madrid, si es para cambiar su marco regulador y hacerla menos social, si es para privatizarla o para expulsar a ciertos vocales".

"Parece que sólo se quiere desestabilizar porque sí, o para tener el control de una entidad en un momento en el que no se aconseja la desestabilización sobre todo porque tiene una gestión que, hasta ahora, no ha sido negativa incluso para IU. Su papel siempre podría haber sido más decidido hacia lo público, pero tiene una gestión bastante aceptable", concluyó.

ESTABILIDAD EN TIEMPOS DE CRISIS

Y es que precisamente en el punto de mantener la estabilidad de la entidad es en lo único en lo que coincidieron los tres grupos con representación en el Pleno madrileño. Para Lucas, "Caja Madrid debe preocuparse ahora de los problemas de los ciudadanos, transmitir seguridad, firmeza para quien intenta generar nuevas actividades económicas o comprar su casa". "No deberíamos estar en esta guerra, sobre todo si perjudica la estabilidad de la Caja", apuntó.

Por su parte, Calvo opinó precisamente que "lo principal es garantizar la estabilidad de una entidad que ha estado bien gestionada" durante los doce años que Blesa ha estado al frente de ella. "Todo lo que sea poner en duda esa garantía de estabilidad no es lo más responsable", añadió, justificando así la postura mantenida por los 'gallardonistas' con respecto a la sucesión del presidente y al cambio normativo para la Caja.

Para Pérez, sin embargo, ésta no es simplemente una pelea más entre Gallardón y Aguirre. "Es la primera vez que se produce en una entidad como Caja Madrid, donde siempre ha primado el consenso, la autonomía de los órganos de dirección. Eso es significativo y es lo más grave, al margen de los hechos ocurridos ayer", destacó.

"IU comparte las tesis de que hay que mantener la estabilidad de la Caja, apostamos por su continuidad o, al menos, por su no desestabilización en este momento. No es que nos pongamos a favor de Gallardón, porque él no debe tener una política hacia Caja Madrid, y si la tuviera estaríamos en contra de ella independientemente de que fuera buena o mala. Estamos simplemente con la posición defendida históricamente por IU: mantener la estabilidad y la autonomía de la Caja y no ponerlas en cuestión o modificar la Ley o el balance de representación, especialmente en este momento", concluyó.

ESTABILIDAD EN EL GOBIERNO MUNICIPAL

Por último, el socialista manifestó su preocupación por la posibilidad de que esta división interna en el PP alcance al Gobierno municipal y cree inestabilidad también en el Ayuntamiento de la capital.

Y es que ayer la 'pelea' alcanzó incluso a los concejales que actúan como vocales en la asamblea, donde el delegado de Hacienda, Juan Bravo, y el vicealcalde, Manuel Cobo, rompieron entre otros la disciplina de voto al respaldar la propuesta de renovación de Blesa, frente a otros ediles como Ángel Aguirre o Eva Durán, que votaron en contra

"Me preocupa que el enfrentamiento de ayer sea entre concejales del mismo Grupo político, y espero, confío y deseo que eso no afecte a la estabilidad del Gobierno municipal porque la violencia fue intensa y espero que las cosas se reconduzcan para que Madrid, que necesita sensatez, cordura y unidad ante la crisis, no esté supeditada ante otros intereses partidistas", concluyó.

A esto, Calvo le respondió con sorna que "la estabilidad del Gobierno municipal no se verá afectada aunque el señor Lucas así lo desee". "El Gobierno goza de muy buena salud y los madrileños lo saben. Pueden existir discrepancias en el seno de la asamblea de Caja Madrid, pero eso también pasa con el PSOE que, curiosamente, ayer en lugar de plantear su postura optó por una abstención que creo que es más difícil de explicar que estar a favor de un modelo u otro".

A esto, Lucas justificó las abstenciones de los vocales socialistas en Caja Madrid diciendo que no iban a "entrar en los enfrentamientos internos del PP", y el delegado de Seguridad y Movilidad le espetó que entonces tampoco deberían haber entrado "en las disputas en Unicaja en Andalucía, donde pasó algo similar".