Actualizado 16/05/2022 13:43

Los madrileños comerán más de 6 millones de rosquillas, con preferencia por las 'listas'

Archivo - Rosquillas de Santa Clara, limón y francesas de San Isidro.
Archivo - Rosquillas de Santa Clara, limón y francesas de San Isidro. - Alberto Ortega - Europa Press - Archivo

MADRID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Las pastelerías de la Comunidad de Madrid venderán otra vez durante las fiestas oficiales de la Comunidad de Madrid y de San Isidro las famosas 'Rosquillas Artesanas del Santo' comercializándose más de 6 millones de rosquillas entre sus cuatro variedades: tontas, listas, francesas y de Santa Clara.

Siendo las 'listas' las más demandadas con un 50% del consumo, seguidas de las 'Tontas y de Santa Clara' con un 20% respectivamente y las 'francesas' con un 10%, según la estimación ofrecida por la Asociación de Empresarios Artesanos de Pastelería de Madrid que preside Juan Antonio Martín Molero.

Las Rosquillas Tontas no van bañadas con ningún producto. Su receta se compone de una masa de huevos, aceite, azúcar, harina y anís.

Por su parte, las listas no llevan anís en su masa, tras horno se bañan en un jarabe de azúcar y limón para volverse a bañar en un glaseado de limón.

Las de Santa Clara van bañadas en merengue elaborado con claras montadas y azúcar, y las francesas cuentan con un rebozado de almendra en grano, llevando la misma masa que las tontas, pero posteriormente se les añaden una capa de yema de huevo para que la almendra en grano se quede pegada. Después se cuecen al horno y por último se les añade azúcar glas.

Según la tradición, una vendedora conocida como 'Tía Javiera' fue la que dio fama a estos populares dulces. En poco tiempo empezaron a instalarse puestos que también ofrecían las rosquillas durante las fiestas de San Isidro.

Contador