El mago que se desvaneció durante un número de escapismo en Navacerrada lo achaca a un "error de concentración"

PEDRO VOLTA MAGO
AYTO NAVACERRADA
Publicado 12/11/2018 13:11:28CET

NAVACERRADA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El mago Pedro Volta, que este sábado tuvo que ser rescatado al perder el conocimiento en el interior de un tanque de agua cuando realizaba un número de escapismo en Navacerrada, ha achacado la situación a un "error de concentración".

El ilusionista ha colgado en Youtube un mensaje ante el "aluvión" de mensajes recibidos, y ha señalado que el número consistía en introducirse con una camisa de fuerza en una urna llena de agua, en homenaje al mago Houdini, y que se trataba de algo que lleva haciendo "desde hace mucho tiempo" y que "siempre ha salido bien". "Lo hice por primera vez con 20 años, y ahora tengo 41", ha añadido.

Explica el mago que hubo un "error por su parte", un error de "desconcentración" cuando se le "enganchó una correa" e invirtió "muchos segundos" en intentar quitársela, para lo que consumió "mucha energía".

Cuando consiguió quitarse la correa, continúa el relato, "ya no tenía energía casi". "Aún así, yo tenía un plan B, podía haber escapado, haber abortado la operación. No lo hice. Quería continuar. Siempre me gusta terminar los espectáculos y esto hizo que me desmayase debajo del agua. Perdí la consciencia", ha indicado.

CUATRO MINUTOS EN PARADA CARDIORESPIRATORIA

Según Volta, estuvo cuatro minutos con parada cardiorrespiratoria y tras las reanimaciones practicadas ha "vuelto a vivir" por lo que está "muy feliz". A través del mensaje, ha agradecido la atención recibida por Navacerrada y por "un ángel" llamado Ana.

"Una chica que me ha salvado la vida, pero no solamente ella, sino que todo el pueblo de Navacerrada, se ha volcado muchísimo. El policía que me asistió también, me han reanimado y en esos 3 minutos he conseguido revivir", ha destacado.

Volta, que está ingresado en el Hospital de Collado Villalba, ha asegurado sentirse "bien físicamente" y que continuará con su carrera como ilusionista. "Amo la magia e intentaré en próximas ocasiones asumir menos riesgo, pero aún así tenía un plan B y todo estaba controlado y estoy vivo", ha concluido.

Contador