Más de 600 personas contestan al Ayuntamiento que quieren ser uno de los 49 miembros del Observatorio de la Ciudad

Más de 600 personas contestan al Ayuntamiento que quieren ser uno de los 49 miem
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 21/02/2019 10:02:37CET

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Más de 600 personas han contestado ya a la carta enviada por el Ayuntamiento de Madrid mostrando su interés en formar parte del Observatorio de la Ciudad, lo que supone duplicar el objetivo mínimo que se habían marcado desde el área, ha destacado el delegado de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Pablo Soto, en una entrevista con Europa Press.

Desde el pasado 14 de febrero hasta 30.000 hogares madrileños de los 1,29 millones totales están recibiendo cartas del área, con su característico color amarillo en el sobre, invitando a formar parte del Observatorio de la Ciudad, el nuevo órgano de participación de Madrid.

Estos domicilios han sido seleccionados aleatoriamente por sorteo vía aplicación informática. Se trata de conseguir el 'sí' de 49 ciudadanos para formar parte de un órgano que, como definió Pablo Soto en su momento, supone "el retorno a los orígenes de la democracia".

Desde el Observatorio los vocales harán un seguimiento de la acción municipal y recomendaciones de mejora durante un mandato de un año. "Está teniendo muy buena acogida", resume Pablo Soto, que ha comparado la respuesta de la ciudadanía con las críticas procedentes de parte de la oposición --los votos de Ahora Madrid y PSOE consiguieron sacar adelante en el Pleno el reglamento del renovado Observatorio de la Ciudad--, idéntico camino al recorrido por la plataforma de participación Decide Madrid.

"Cuando la lanzamos, al principio de legislatura, PP y Cs decían que eso no interesaba a nadie, que era algo ilegítimo porque iban a participar cuatro, que lo que la gente quería era que los gobiernos gobernasen. Cuando se registraron 100.000 personas en Decide Madrid bajaron un poco el tono, con 200.000 lo decían pero un poco más bajito, lo mismo que con los 400.000 y cuando llegó el premio de la ONU prácticamente no se les oía", ha señalado el delegado. Ahora mismo Decide Madrid cuenta con 451.797 registrados, lo que equivaldría a 18 concejales si fuera un grupo municipal o casi el triple de toda la población que reside en Madrid Central.

"LA CIUDADANÍA ESTÁ PREPARADA"

"Están diciendo (sobre el Observatorio) que es ilegítimo, que eso no funciona, a pesar de que les hemos demostrado con casos reales, en Australia, en Irlanda, en Canadá, que funciona, que lo estamos haciendo con los máximos estándares de calidad y garantías democráticas. Claro que en Madrid va a funcionar porque la ciudadanía está preparada y anhela este tipo de mecanismos", ha defendido el concejal, seguro de que conforme se vaya demostrando el éxito "irá ocurriendo lo mismo que con Decide Madrid".

A las personas que les haya llegado este primer sobre amarillo y que quieran participar deben contestar afirmativamente antes del 1 de marzo a través del 010, cumplimentando la información de observatoriodelaciudad.madrid.es o rellenando el impreso que se adjunta en la carta, que se puede enviar gratuitamente desde cualquier buzón. "Esta es una oportunidad para que personas como tú dirijan la ciudad", termina la misiva.

Los requisitos para participar son tener un mínimo de 16 años, estar empadronado/a en Madrid, no tener un cargo político representativo remunerado, no trabajar en el Ayuntamiento y no haber sido condenado por delito doloso.

SEGUNDO SORTEO EL 12 DE MARZO

Las personas que envíen la respuesta entrarán en un segundo sorteo que se celebrará el próximo 12 de marzo, del que surgirán las 49 personas titulares y un mínimo de 49 suplentes para participar en el Observatorio. Será una muestra demográficamente representativa de la población, que tendrá en cuenta las características de edad, sexo y distribución geográfica de la ciudad.

La sesión constitutiva ya tiene fecha, el 30 de marzo, ha avanzado Pablo Soto. Tendrá lugar en el Palacio de Cibeles. La primera propuesta que evaluarán será la más apoyada en este momento en Decide Madrid, el derecho a jugar con un Madrid más amigable con la infancia, con parques limpios, creativos, para volver a jugar en plazas y calles como antes. Incorpora la creación de una red de ludotecas públicas. Tiene 13.872 apoyos, algo más de la mitad de la cantidad necesaria para pasar a consulta ciudadana.

QUÉ HARÁ EL OBSERVATORIO

Desde el Observatorio los vocales harán un seguimiento de la acción municipal y recomendaciones de mejora durante un mandato de un año, tiempo en el que el grupo abordará y aportará soluciones a temas clave para la vida de la ciudadanía madrileña. También podrán proponer la convocatoria de consultas a partir de las propuestas ciudadanas incluidas en la plataforma de participación Decide Madrid. Una vez transcurrido el mandato no podrán volver a ostentar este cargo de nuevo.
Los vocales tendrán acceso a expertos y defensores de distintos puntos de vista y contarán con toda la información y la colaboración del Ayuntamiento de Madrid para poder realizar su cometido.

Los miembros del Observatorio se reúnen un mínimo de ocho sábados al año y reciben dietas por su asistencia a las reuniones, un total de 65 euros, similar a la cantidad que se abona en los juicios con jurado popular y en las mesas electorales. La fecha de las reuniones ya están fijadas: 30 de marzo, 7 de junio, 7 de septiembre, 26 de octubre, 30 de noviembre, 25 de enero de 2020, 29 de febrero y 20 de marzo. Las sesiones se celebrarán de 10 a 17 horas. El Ayuntamiento facilitará comida, servicio de ludoteca e incluso podría afrontar los gastos de transporte si alguna persona los necesitara.

El Observatorio de la Ciudad de Madrid nace inspirado en asambleas ciudadanas creadas en países como Canadá, Australia o Irlanda, donde se ha empleado este modelo de participación para solucionar temas complejos tras una reflexión colectiva profunda. Así, en Irlanda el pasado mayo miles de irlandesas volaron de vuelta a su país para resolver la penalización del aborto, que era un asunto bloqueado hasta que el Parlamento convocó a 99 ciudadanos y ciudadanas para deliberar sobre el asunto.

Lo mismo ocurrió en Austria con los residuos nucleares y en Canadá para ajustar una ley electoral no excesivamente representativa. La diferencia con respecto a Madrid es que son órganos efímeros mientras que aquí se da estabilidad al órgano, que se renovará cada año. Además, y aprobando una proposición del PSOE, contará con más representación de mujeres que de hombres, como se configura la ciudad.