Publicado 19/06/2020 19:12CET

La patronal de escuelas infantiles lamenta tener que esperar al 1 de julio para abrir en una situación "agónica"

Escuela infantil de Getafe
Escuela infantil de Getafe - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada (ACADE) ha manifestado su malestar por el hecho de que las escuelas infantiles tengan que esperar al 1 de julio para reabrir, ya que se estaban preparando para hacerlo el próximo lunes.

"A nada de comenzar, las escuelas infantiles, que están en una situación agónica, se encuentran con que no pueden abrir el lunes cuando todo hacía prever que sí, la situación es alarmante", ha manifestado el presidente de ACADE Madrid, Ignacio Grimá, en declaraciones a Europa Press.

El Gobierno regional tenía previsto abrir las escuelas infantiles en fase 3 y finalmente ha establecido la fecha del 1 de julio para su apertura, con asistencia voluntaria y preferencia para los alumnos cuyos padres no puedan teletrabajar.

"En esta incertidumbre permanente, hay mucha gente que está tirando ya la toalla, creemos sinceramente que se van a producir muchos cierres de escuelas infantiles, y esto desanima mucho", ha señalado Grimá.

Asimismo, ha advertido de que si el sector de escuelas infantiles cierra en un porcentaje entre el 40 y el 50 por ciento como indican sus estimaciones, "esto puede ser un auténtico drama", por lo que ha reclamado "ayudas urgentes".

También ha recordado que están esperando a que se concreten los plazos para la solicitud del cheque guardería para el curso que viene, ya que "muchas familias todavía no pueden optar a esta ayuda y esto unido a la incertidumbre que hay hace que el próximo curso vaya a ser un drama".

En este sentido, ha apuntado que las familias buscarán otras alternativas, y ha destacado que el sector tiene una "lucha permanente" con centros ilegales y las llamadas madres de día.

"El problema que está habiendo es la ambigüedad y la incertidumbre", ha aseverado, para subrayar que se trata de "la salud de los niños en primer lugar y en segundo lugar la subsistencia del sector".

ACADE representa a alrededor de 900 centros en la Comunidad de Madrid, que emplean a más de 6.000 trabajadores entre personal docente y no docente, en su mayor parte, personal femenino.