El PSOE denuncia que más de 6.000 solicitantes de plazas en las escuelas infantiles se han quedado en lista de espera

Actualizado 29/09/2007 16:19:51 CET

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Municipal del PSOE denunció hoy que 6.156 solicitantes de plaza en las 25 escuelas infantiles dependientes del Ayuntamiento de Madrid para el curso 2007/2008 se han quedado en lista de espera, situación, según los socialistas que "se agrava curso tras curso porque la población infantil de 0 a 3 años aumenta a un ritmo dos veces superior a la oferta de los gobiernos municipal y regional".

En un comunicado, la concejal socialista Ana de Sande subrayó que "prácticamente uno de cada tres niños que solicitaron plaza en las escuelas infantiles del Ayuntamiento se han quedado sin ella".

En su opinión, esta situación es "aún más preocupante" si se tiene en cuenta que "miles de familias ni se molestan en pedirla porque los baremos de admisión dejan prácticamente sin opción a las de un solo hijo que ganen más de 18.000 euros al año".

De Sande afirmó que "el déficit de escuelas infantiles públicas en la capital es tan grande (15.000 plazas) que para reducirlo se necesitarían al menos 50 nuevos centros. Por eso, hizo hincapié en que no se puede olvidar que los centros dependientes del Ayuntamiento de Madrid sólo escolarizan a un 3% de los más de 100.000 niños de 0 a 3 años de la capital".

"Esto provoca --señaló-- una situación límite para miles de familias obligadas a pagar cerca de 400 euros mensuales en una escuela infantil privada para no tener que abandonar su puesto de trabajo ".

"LAMENTABLE"

Por todo ello, tachó de "lamentable" que el Consistorio no haya abierto "ni una sola escuela infantil municipal en los PAUS de Las Tablas, Sanchinarro, Montecarmelo y Carabanchel, a pesar de que viven más de 60.000 personas, de las que 3.000 son niños de entre 0 y 3 años".

"La población de estos barrios es joven y el número de niños es muy alto, y sin embargo la carencia de escuelas infantiles y otros equipamientos educativos impone a las familias llevar a sus hijos a centros de otros distritos, con largos desplazamientos diarios, perjudiciales para los padres e hijos", señaló.

Por último, denunció el retraso de las obras de construcción por parte del Ayuntamiento de diez nuevas escuelas infantiles situadas en varios distritos de la capital, seis iniciadas y presupuestadas en 2006 y cuatro en 2007, que ni siquiera han sido adjudicadas.

"Tal lentitud ha provocado que estas escuelas no hayan abierto al inicio de curso y cientos de niños se hayan quedado sin plaza", concluyó.