Actualizado 06/02/2007 20:18 CET

El PSOE tacha de "indigna" la situación de los pacientes en urgencias y lo achaca a "la falta de previsión de Aguirre"

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Sanidad del PSOE en la Asamblea de Madrid, Lucas Fernández, consideró hoy "indigna" la situación que sufren los pacientes de las urgencias de los grandes hospitales de la región, entre los que citó La Paz, y lo atribuyó a "la falta de previsión" del Gobierno de Esperanza Aguirre.

Fernández aseguró que el Ejecutivo autonómico "no toma medidas preventivas para evitar esta situación" y apuntó que la jefa del Ejecutivo autonómico "está más preocupada en buscar la confrontación con el Gobierno central que en hacer su trabajo".

A su juicio, son tres los factores que están influyendo, año tras año, en el "colapso" de las urgencias: "el fracaso estrepitoso del Plan de Urgencias y Emergencias Sanitarias; las listas de espera diagnósticas, que actúan como factor de atracción de los pacientes a las urgencias; y la mala planificación de las necesidades de camas hospitalarias".

"MALA GESTIÓN"

Fernández vinculó esta situación con la "mala" gestión del Gobierno de Aguirre y a la puesta en marcha del Plan de Reducción de Listas de Espera Diagnósticas. "Se desvían cada vez más pacientes a urgencias, no se toman medidas preventivas ni se destinan más recursos y refuerzos, y esto lleva a una situación indigna para los ciudadanos, que tienen que esperar en los pasillos y en sillas de ruedas hasta que les puedan llevar a planta", explicó.

Como medidas para solucionar este problema, el diputado socialista citó la dedicación de "más recursos a los centros públicos para que Madrid deje de estar a la cola de camas de hospital por habitante". Según sus datos, frente al promedio nacional de cuatro camas por cada 1.000 habitantes y las 7,8 de la Unión Europea, Madrid sólo cuenta con tres camas por cada 1.000 personas. Asimismo, acusó al Ejecutivo autonómico de practicar "el estrangulamiento financiero, el desvío de recursos públicos a empresas privadas y el cambio de régimen jurídico" como paso previo a la "privatización" del sistema. Como datos, indicó que en el año 2006 el porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) regional destinado a la sanidad madrileña fue del 3,79%, cuando la media nacional se sitúa en el 5,40%.