Publicado 21/07/2020 18:22CET

Sanidad asegura que no hay motivos sanitarios para reducir la oferta de taxi en la capital

Taxistas permanecen estacionados en vías cercanas a la Puerta de Alcalá durante una macroconcentración de vehículos convocada por la Federación Profesional del Taxi de Madrid y Élite Taxi, en Madrid (España).
Taxistas permanecen estacionados en vías cercanas a la Puerta de Alcalá durante una macroconcentración de vehículos convocada por la Federación Profesional del Taxi de Madrid y Élite Taxi, en Madrid (España). - Óscar Cañas - Europa Press

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha determinado que "desde el punto de vista exclusivamente sanitario no se ha producido ninguna circunstancia en la evolución epidemiológica que obligue a adoptar medidas en relación a la adecuación de la oferta del servicio de taxi a la demanda".

Todo ello "sin pretender abarcar aspectos económicos, laborales o administrativos, que excederían de las competencias de este centro directivo". Así ha respondido en un documento, al que ha tenido acceso Europa Press, al área de Medio Ambiente y Movilidad del Consistorio después de una consulta para aclarar determinados aspectos de la normativa autonómica tras la petición del taxi de reducir la oferta.

En concreto, le interesaba conocer si el contenido del apartado 69 de dicha Orden, denominado 'Adecuación de la oferta de transporte terrestre a la demanda', contiene una habilitación normativa excepcional que atribuya al Ayuntamiento facultades novedosas para que, con carácter excepcional, "condicione, modifique, excepcione, desplace o suspenda determinados preceptos del Reglamento de los Servicios de Transporte Público Urbano en Automóviles de Turismo" de la Comunidad de Madrid y de la Ordenanza reguladora del Taxi en el municipio de Madrid.

Los taxistas habían solicitado al Consistorio madrileño que se redujera la oferta del taxi tras la caída de clientes a causa de la crisis del coronavirus, que incluso reivindicaron con una manifestación de vehículos en el centro de la capital.

Algunas de las asociaciones sostienen que la orden de la Consejería de Sanidad, por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19, una vez finalizada la prórroga del estado de alarma, permite limitar el número de taxis.

Así, la Comunidad de Madrid ha respondido que no confiere habilitación excepcional alguna a los ayuntamientos, sino que "viene a reforzar que los mismos, en aquellos momentos en que por razones de salud pública lo aconsejen, en función de la evolución de la crisis sanitaria y en base a las recomendaciones de las autoridades sanitarias habidas en cada momento, puedan adecuar la oferta de los servicios de transporte público discrecional de viajeros en vehículos de autotaxi".

MODIFICACIÓN DE LA ORDENANZA

Fuentes municipales han explicado a Europa Press que los descansos de los profesionales del taxi vienen recogidos en la ordenanza y que para cambiarlos "habría que modificar la ordenanza" porque "no se puede establecer vía decreto, ya que sería limitativo de derechos y cualquier taxista podría denunciar a la Corporación".

La solicitud de reducir el servicio en calle que realizan algunas de las asociaciones del taxi no cuenta, aseguran, con unanimidad del sector. "Por un lado, porque en torno al 38 por ciento de los más de 15.700 taxistas no están asociados (según el Comité Madrileño del Transporte por Carretera de la Comunidad de Madrid), por tanto no puede estar recogida su voz en estas plataformas; por otro, una de las asociaciones, Asociación Madrileña del Taxi, se oponía a limitar la oferta", han continuado.

El Ayuntamiento de Madrid permitió al sector desde el pasado 19 de marzo, con el escenario de estado de alarma, reducir voluntariamente su oferta sin que se les sancionara por ello, limitando al 50 por ciento la oferta de lunes a viernes y rebajando la oferta en fin de semana de 16 horas máximo a 8 horas.

El vicepresidente de la Federación Profesional del Taxi, Jesús Fernández, explicó recientemente a Europa Press que la situación en la nueva normalidad es "horrible" para el sector en Madrid y recordaba que el 70 por ciento del servicio que prestan está asociado a turismo, ocio, reuniones de negocio o aspectos relacionados con los estudios. Por ello, esta entidad reclamaba una limitación del 50 por ciento del servicio dado que ahora había muchos taxis que estaban vacíos.

Para leer más