Publicado 02/02/2021 19:10

Semaf niega una huelga de celo y dice que los retrasos en Cercanías se deben a "una nefasta gestión" de Renfe

Usuarios de cercanías caminan por las instalaciones de la estación de Renfe
Usuarios de cercanías caminan por las instalaciones de la estación de Renfe - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

Renfe considera que los maquinistas usan el plan de empleo como "eufemismo para ocultar motivos económicos"

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) ha negado que los maquinistas de Cercanías de Madrid estén llevando a cabo una huelga de celo que, por segunda día consecutivo, ha acarreado retrasos en la circulación de todas las líneas del servicio de transporte.

En declaraciones a Europa Press Televisión, el coordinador de Comunicación de Semaf, Diego Martín, ha asegurado que Renfe ha usado la huelga legal convocada por el sindicato para los días 16 de febrero y 2, 3, 4 y 10 de marzo "para achacar" los retrasos a los trabajadores, lo cual "les ha repercutido negativamente".

"Vemos como los retrasos y las incidencias de Madrid Cercanías los sufren los usuarios. La empresa achaca los retrasos al colectivo de trabajadores, además los ha criminalizado y ha utilizado la convocatoria de la huelga de febrero para justificarlos", ha indicado Martín.

Desde Semaf aseguran que algunos maquinistas han sufrido durante la jornada del martes "conductas agresivas" de algunos usuarios de Cercanías. "La información que les llega a los usuarios es que existe una conflictividad laboral con los maquinistas, esto ha producidos que los pasajeros desinformados crean que las incidencias son por causas de los trabajadores", ha añadido el portavoz de Semaf.

Desde el sindicato consideran que los retrasos sufridos durante el lunes y el martes se deben a "una nefasta gestión del Grupo Renfe", agravada por "la falta de personal" y "la falta del mantenimiento del parque motor".

RENFE ASEGURA QUE SE CUMPLE CON EL PLAN DE EMPLEO

Por su parte, Renfe considera que los maquinistas usan el plan de empleo como un "eufemismo para ocultar motivos económicos" en la huelga de celo que están llevando a cabo en Cercanías durante los dos últimos días.

En declaraciones distribuidas a los medios de comunicación, el director de Recursos Humanos de Renfe, Raúl Blanco, ha pedido disculpas a los usuarios por las molestias ocasionadas y ha defendido que "no se han modificado las condiciones laborales en el último año" pese a tener "pérdidas relevantes" en el ejercicio económico de 2020.

"No ha habido ERTEs ni EREs. La plantilla de conducción es similar a la de hace un año y sólo ha habido una pequeña demora en la formación debido a las medidas sanitarias que han impuesto distancia en las aulas y en cabinas de conducción", ha explicado.

En la actualidad, hay 233 personas pendientes de procesos formativos y otras 272 en proceso de selección. De no haberse producido esos retrasos en los procesos formativos, la plantilla de maquinistas sería superior a la de hace un año, según Renfe.

Así, Blanco ha asegurado que se está cumpliendo con el plan de empleo y que las acciones de presión "son individuales y no responden a la profesionalidad" del colectivo.

Finalmente, Blanco ha catalogado estas acciones como "inaceptables desde el punto de vista sanitario y laboral" y han pedido al Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) que retornen al ámbito del convenio colectivo y a las mesas de negociación con el resto de sindicatos.

CONVOCADAS CINCO DÍAS DE HUELGA

Semaf, única organización que se negó a firmar la prórroga del convenio, aprobada por CC.OO. y UGT, ha convocado cinco días de huelga en febrero y marzo para denunciar el "déficit de personal" que creen que hay en la compañía y las "deficiencias en seguridad" que ocasionan que el servicio no se preste con normalidad.

La negativa de Semaf se debió a la aspiración de que todos los maquinistas cobrasen la prima variable de producción, no vinculándose la misma a la producción realizada y considerando como efectuados los trenes suprimidos durante 2020 por causa del Covid, lo que la aproximaría al 100% de retribución variable.

El sindicato ha llamado a todo el colectivo ferroviario a hacer huelga los días 16 de febrero y 2, 3, 9 y 10 de marzo, con el objetivo de "evitar el colapso y la degradación del sistema y acometer medidas urgentes para volver a prestar servicio a los usuarios en condiciones de normalidad y seguridad".

Los maquinistas advierten de que la empresa pública está retrasando "deliberadamente" el ingreso de personal, lo que ha provocado la pérdida de más de 700 puestos de trabajo en el último año, que se une a las "nulas previsiones" de reposición para 2021. Además denuncian que no se está llevando a cabo el completo mantenimiento de los trenes, lo que hace aumentar el número de trenes que no está en condiciones de seguridad para prestar el servicio y suprimirlos de los servicios.

Más información