Tras la suspensión de las obras de la plaza del Alamillo, IU pide "multas ejemplares" para quien "destroce" patrimonio

Actualizado 10/07/2007 21:29:30 CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto de IU en el Ayuntamiento de Madrid, Ángel Lara, exigió hoy a la "administración competente", sea el Ejecutivo municipal o la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad, que apliquen "sanciones ejemplares" a las empresas que inicien obras sin licencia y "destrocen" patrimonio histórico de la ciudad.

Lara se refería al caso de Unión Fenosa, cuya obra en la plaza del Alamillo fue detenida hoy por Patrimonio Histórico tras verificar que la empresa carece de la preceptiva autorización para trabajar en ese punto de la ciudad, toda vez que está en el 'Recinto Histórico' de la ciudad y, en consecuencia, considerado Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Zona Arqueológica.

"Se deben fijar multas ejemplarizantes para las empresas que llegan con una escavadora y, sin encomendarse ni a dios ni al diablo, abren una plaza de un lado a otro", dijo a Europa Press Lara, quien añadió que quizá con esta medida "se lo pensarán un poco más la próxima vez que emprendan una obra sin licencia".

El edil de IU manifestó el descontento de su grupo porque "ya ha habido otro caso en la zona hace poco, en la plaza de Cabestreros, donde el proyecto de reforma recogía la protección del muro de Santa Catalina, del siglo XVIII, y hoy no quedan más de siete sillares".

"Imagino que si hacen estas cosas es porque les compensa, así que hay que hacer que no sea así", exigió Lara. Sobre todo cuando "a los vecinos no les dejan ni tocar una ventana porque es patrimonio histórico y luego llega una empresa y de la noche a la mañana les destroza una plaza entera", agregó.

LLEGAN TARDE

Aunque el Grupo Municipal de IU valora "positivamente" la intervención de la Dirección General de Patrimonio Histórico, su portavoz adjunto opinó que esta actuación "llega tarde, cuando los hechos están consumados y la plaza ya ha sido destrozada".

"Lo peor es que esta plaza no es sólo un lugar histórico, sino que también fue tomada como ejemplo de remodelación en su día, y con el destrozo que han hecho ya no se podrá recuperar", protestó Lara. "A hechos consumados, las consecuencias ya son irreversibles", añadió.

SIN EVALUACIÓN AMBIENTAL NI LICENCIA

Las paralización de las obras se produce un día después de que la oposición municipal exigiera al equipo de Gobierno, presidido por Alberto Ruiz-Gallardón (PP), que interviniera en la zona, alegando que los trabajos aún están pendientes de evaluación ambiental y de licencia.

La decisión adoptada hoy por el departamento autonómico se basa en que la plaza del Alamillo está ubicada en el 'Recinto Histórico' de Madrid, un ámbito del centro de la ciudad que está declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Zona Arqueológica.

Aparte de la orden de paralización de los trabajos, Patrimonio Histórico ha anunciado la apertura de un expediente informativo para esclarecer las circunstancias de la actuación llevada a cabo por Unión Fenosa.

Asimismo, ha instado a la compañía eléctrica a que "proceda a la limpieza, revisión y estudio de perfiles y planta de la cuadrícula realizada, con la emisión del correspondiente informe, que incluirá, asimismo, una valoración de daños".

La empresa deberá remitir además al departamento regional "el Plan de Obra, que incluirá tanto los trabajos ya realizados como los previstos, con su documentación planimétrica correspondiente, con el fin de plantear las actuaciones arqueológicas a realizar y su correspondiente autorización", informó hoy a Europa Press un portavoz de la Consejería de Cultura y Turismo.