Los Teatros del Canal presentan 'El último rinoceronte blanco', protagonizada por Verónica Forqué y Cristóbal Suárez

Teatros del Canal
TEATROS DEL CANAL
Publicado 24/04/2019 13:04:10CET

Una versión libre de El pequeñó Eyolf de H. Ibsen con texto y dramaturgia de José Manuel Mora y dirección y coreografía de Carlota Ferrer

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los Teatros del Canal de la Comunidad de Madrid presentan el estreno absoluto de 'El último rinoceronte blanco', una versión libre de El pequeñó Eyolf de H.Ibsen con texto y dramaturgia de José Manuel Mora y dirección y coreografía de Carlota Ferrer.

Esta coproducción de los Teatros del Canal estará en la Sala Negra del 24 de abril al 12 de mayo, ha informado este miércoles el Gobierno regional en una nota de prensa.

Lo nuevo de Draft.Inn, la compañía de la actriz y directora Carlota Ferrer y del dramaturgo José Manuel Mora, mira a Ibsen después de mirar a Lorca. El tándem creativo que conforman ha cuajado ya un puñado de montajes donde la palabra convive con la imagen, el teatro con la danza y lo clásico con lo contemporáneo.

Ese sello característico va a estar también en esta versión libre sobre El pequeño Eyolf, un texto de la etapa final del autor noruego (fechado en 1894) que rara vez se ha montado por aquí.

Ferrer y Mora quisieron dialogar desde nuestro presente con una obra escrita hace 120 años porque encontraron una historia tan fascinante como inquietante en la relación de sus dos protagonistas, el matrimonio formado por Allmers y Rita, con el hijo de ambos.

Allmers, al principio, es un hombre entregado en cuerpo y alma a su trabajo de escritor y pensador y al libro que lleva tiempo confeccionando sobre la educación de los hijos. Rita siente que no entra en esa ecuación. Pero un acontecimiento fortuito en un viaje por un fiordo da un giro de timón inesperado en la vida de ambos, cuando Allmers renuncia a seguir con su libro para pasar de la teoría a la práctica y ocuparse, de verdad, de la educación de su hijo, el pequeño Eyolf, del que realmente Rita no se ha ocupado nunca como madre.

José Manuel Mora, que ha intervenido en el texto para rebajar su tono melodramático, propio de la época, asegura sin embargo que, "de ese melodrama noir, seco, nórdico que plantea la obra en un principio, la historia acaba proponiendo un drama existencial, metafísico y espiritual".

"Los diálogos de la pareja son de un voltaje emocional tremendo, son puro Bergman. Y el texto contiene unas imágenes poderosísimas", ha descrito.

La obra les interesó porque "encierra un conflicto absolutamente contemporáneo: la responsabilidad de todos, hombres y mujeres, sobre lo que dejamos a quienes nos suceden y, sobre todo, esa asunción o no del mandato biológico de la maternidad".