Actualizado 27/01/2021 14:59 CET

Se demolerá hasta la planta 5 de la casa sacerdotal en Madrid y la propiedad decidirá si tira el edificio o lo reforma

Plantas del edificio que el pasado miércoles sufrió una explosión, en la calle Toledo, Madrid, (España), a 23 de enero de 2021. El Ayuntamiento de Madrid prevé que los trabajos de desmontaje del edificio donde se causó una explosión durarán al menos dos s
Plantas del edificio que el pasado miércoles sufrió una explosión, en la calle Toledo, Madrid, (España), a 23 de enero de 2021.  - Ricardo Rubio - Europa Press

Hoy hay todavía 16 personas de ocho viviendas alojadas en un hotel y algunos otros están con familiares

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los técnicos municipales están finalizando la demolición de la planta sexta del edificio de la calle Toledo 98 de Madrid que explosionó hace una semana por un escape de gas, y llegarán esta semana hasta la planta quinta, a partir de la cual ya no hay riesgo estructural.

Así lo ha indicado este mediodía el concejal delegado de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid, Mariano Fuentes, que ha visitado las obras. Además de las demoliciones realizadas, los operarios municipales han recogido muchos kilos de escombros, algo importante porque "no se quiere generar sobrepeso al edificio".

Además, las obras de adecuación del edifico del número 102 ya están terminadas, por lo que a lo largo de hoy miércoles los vecinos todavía desalojados ya contarán con autorización para volver a habitar sus casas, "teniendo en cuenta que el Ayuntamiento garantiza que el edificio desde el punto de vista estructural se encuentra conforme y se han realizado trabajos de mejora y tapado de huecos, y en las cubiertas", ha apuntado Fuentes.

Por tanto, los residentes en este bloque de viviendas ya pueden entrar. Hoy hay todavía 16 personas de ocho viviendas alojadas en un hotel y algunos otros están con familiares. "Hoy mismo podrán ocuparse todas las viviendas. Algunas tienen pequeños daños interiores, pero se puede garantizar su habitabilidad y seguridad, que es lo que le preocupa al Ayuntamiento. No podrán tener todo perfecto, pero dormirán en sus casas", ha dicho el concejal.

Además, las obras de derribo finalizarán hoy a las 18 horas para que los empleados de la compañía de gas puede realizar dos acometidas para facilitar este servicio a los vecinos de los números 102 y del 94, que todavía no tenían gas.

REUNIÓN CON LA PROPIEDAD

Según ha explicado el delegado tras hablar con los técnicos, el derribo de calle Toledo 98 parará en el forjado de la planta quinta porque ya no habría riesgo estructural de caída del edificio. En ese momento, se daría paso a los dueños del inmueble, el Arzobispado de Madrid, y ellos "decidan lo mejor" para el edificio.

El viernes se reunirá con la propiedad y, tomen la decisión que tomen, dejarán el edificio en el quinto piso, que se va a mantener en pide porque "no está afectado y no corre riesgo de derrumbe". Los técnicos municipales retirarán las grúas y dejarían perimetrado el edificio para que no caigan pequeños elementos hacia la calle y hacia el colegio y lo taparían para evitar problemas de estanqueidad, retirarán las grúas y pondrán andamios.

EL COLEGIO NO REABRIRÁ HASTA EL DÍA 8

El edil también ha apuntado que todavía queda por retirar todos los escombros del patio del colegio. A partir del día 8 de febrero y con la decisión que tome la propiedad el colegio podrá ya abrir.

Mariano Fuentes también ha indicado que los operarios locales se han coordinado en todo momento con la Policía Científica, paralizando los trabajos de demolición cuando han encontrado algún indicio u objeto de investigación, como cuando han hallado algunas calderas. "Hemos andado con mucho cuidado y a la orden de Policía Científica", ha concluido.