Actualizado 20/08/2007 19:25 CET

Tráfico pide a la Comunidad de Madrid que revise los límites de velocidad en puntos controlados por diez radares

La revisión se hará ante la aprobación de la Reforma del Código Penal en los tramos señalizados con una limitación menor a la debida

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Tráfico (DGT) se ha dirigido a la Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid para que revise la señalización de los límites de velocidad en los puntos controlados por nueve radares fijos así como en uno más pendiente de instalación.

Esta petición busca lograr una mayor seguridad jurídica de los conductores ante la próxima reforma del Código Penal, que se espera sea aprobada en otoño por el Congreso de los Diputados, informó hoy el Ministerio del Interior. Concretamente, entre las modificaciones propuestas figura la recogida en el artículo 379, por la que exceder en 80 kilómetros por hora la velocidad máxima permitida reglamentariamente en vías interurbanas pasa a tener la consideración de delito con pena de prisión de tres a seis meses y la privación del derecho a conducir entre uno y cuatro años.

Para dar cumplimiento a esta novedad normativa, la DGT se ha dirigido a todos los titulares de carreteras donde tiene instalados o está prevista la instalación de radares fijos solicitando la revisión del limite específico de velocidad en el punto de control para "asegurarse de su corrección atendiendo a los parámetros técnicos internacionales y a las características del tramo de referencia para una mayor seguridad jurídica de los ciudadanos y de la administración en la próxima aplicación del Código Penal".

Los diez radares fijos ubicados en territorio de la Comunidad de Madrid forman parte del total de 205 puntos de control de velocidad que la DGT quiere someter a revisión.

La revisión solicitada a los titulares de las vías sólo se refiere a la señalización específica, es decir, de una limitación menor de la que corresponde a cada tipo de carretera, como ocurriría, por ejemplo, en un tramo con limitación especifica a 100 km/h en una autovía, cuando el límite genérico correspondiente a este tipo de vía es de 120 km/h.