Opel reclama más tiempo para que los fabricantes se adapten a las nuevas necesidades de movilidad

Publicado 27/03/2019 11:24:08CET
FLEET PEOPLE - Archivo

VIGO, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director de Opel en España y Portugal, Jorge Tomé, ha asegurado que lo que necesitan los fabricantes de vehículos es "más tiempo" para adaptarse a las nuevas necesidades de movilidad, sin que se produzcan distinciones entre tecnologías y posibles restricciones.

Tomé ha subrayado, en una entrevista concedida a Europa Press, que se está produciendo un cambio "muy fuerte" en la estructura de mercado, así como una "nueva realidad" que no existía hace tan solo cinco años, debido a la llegada de la electrificación.

En este contexto de "incertidumbre" tecnológica, el directivo ha destacado que se está produciendo una ralentización en la toma de decisión por parte del cliente, que no sabe qué automóvil adquirir.

"Yo lo que recomiendo siempre es que la gente tome una decisión según su necesidad actual. Sobre todo recomiendo un renting y que espere a dentro de tres o cuatro años a ver qué pasa. La situación es muy interesante desde el punto de vista de quien está en el negocio", ha apuntado, resaltando que lo único que necesitan los fabricantes es más tiempo para adaptarse a las nuevas tendencias del mercado.

CAÍDA ACUMULADA DEL MERCADO DEL 10%

Por otro lado, el directivo portugués ha afirmado que en marzo continuará la tendencia a la baja de las matriculaciones en España, con una caída acumulada del 10% (del 13% en el canal de particulares).

Tomé ha indicado que este descenso de las ventas de vehículos en el mercado español no solo se debe a la entrada en vigor del WLTP, hace ya siete meses (el 1 de septiembre de 2018), sino también a la indecisión de compra por parte de los clientes.

"Los clientes se toman más tiempo. Se informan muy bien. No saben si hacer un renting y esperar a ver qué pasa dentro de unos tres años o si comprar un coche gasolina o diésel. Nuestra red de concesionarios nos comenta que el cliente entra con dudas", ha añadido.

Tomé prevé que las matriculaciones de turismos y todoterrenos en España se sitúen en 1,32 millones de unidades en el conjunto de 2019 (igual que el año pasado), mientras que el mercado de comerciales registrará unas 230.000 ventas, con una subida del 7% (214.207 unidades en 2018).

Según el directivo, la firma automovilística Opel no incrementará este año su volumen de ventas en el mercado español respecto al ejercicio precedente, pero intentará mantener, e incluso incrementar, su cuota de mercado.

El responsable comercial de Opel en España ha apuntado a una penetración de mercado (turismos y comerciales) de entre un 6% y 6,5% al cierre del ejercicio actual y a una cifra de matriculaciones de alrededor de 90.000 vehículos.

"Sí vamos a incrementar los volúmenes en el canal de empresas y comerciales. En este sentido, el Combo es fundamental. Con él podemos multiplicar las ventas por cuatro en este segmento", ha señalado Tomé, asegurando que este año Opel comercializará unas 7.000 unidades del Combo, fabricado en la planta del Grupo PSA en Vigo, junto al Citroën Berlingo y Peugeot Partner, entre otros modelos.

Para leer más