Los prototipos de Seat dan cuatro vueltas al mundo para ser testados

ASÍ SE PONEN AL LÍMITE LAS PIEZAS DE UN COCHE
SEAT
Actualizado 05/12/2017 12:35:28 CET

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La firma automovilística española Seat testa sus prototipos con más de 30.000 cierres de puerta, 20.000 roces de asiento o 5.000 presiones de tecla, además de hacerlos rodar por más de 1,2 millones de kilómetros al año en terrenos extremos, el equivalente a cuatro vueltas al mundo, para ver si las piezas son capaces de resistir tanto al hielo de las carreteras de Rusia como a los 50 grados del desierto de Marruecos.

Según informó la compañía en un comunicado, la marca realiza la mayoría de sus pruebas cuando el modelo aún es un prototipo, aunque otras las lleva a cabo en toda la producción de serie, justo antes de que los coches salgan de fábrica.

Los futuros vehículos de la marca son sometidos también a 3.000 kilómetros de impactos de grava para ver cómo resisten los bajos del coche, el pasaruedas o el parachoques durante la fase de desarrollo del vehículo.

Además, una máquina simula los roces que sufrirá el tejido sobre el que se sentarán el conductor y los pasajeros, entrando y saliendo del coche 20.000 veces seguidas. Seat también abate los asientos hasta 20.000 veces en cada modelo para comprobar su resistencia.

La compañía pone a prueba las teclas de la pantalla de navegación, de la radio o del aire acondicionado apretándolas hasta 5.000 veces, al tiempo que realiza 30.000 cierres de puertas al año para estudiar que todos los modelos emitan un sonido corto y seco, sin rebotes, que transmita sensación de "estanqueidad".

Por su parte, los 2.200 vehículos que salen cada día de la línea de montaje de Seat en Martorell (Barcelona) también son testados con una lluvia monzónica de 2.500 litros de agua durante diez minutos, mientras que, como última prueba, recorren dos millones de kilómetros en un circuito con desniveles, adoquines y seis pavimentos distintos para comprobar el funcionamiento de los frenos, así como que no existen ruidos molestos.