Actualizado 27/11/2017 13:05 CET

Seat pone en marcha un servicio para reducir los tiempos de entrega de las compras

Fábrica de Seat en Martorell, línea de producción
EUROPA PRESS

BARCELONA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

Seat ha puesto en marcha el servicio Fast Lane, que reduce los tiempos de entrega de las compras entre dos y tres semanas, cuando habitualmente oscila en los 90 días, ha informado la compañía en un comunicado este lunes.

El servicio permite al usuario comprar y configurar el vehículo, y formalizar la recogida en el concesionario de su elección en un plazo de 14 o 21 días, y la compañía ha destacado que "Seat se convierte en la primera empresa automovilística del mundo en ofrecer este servicio pionero".

El servicio Fast Lane se enmarca en la estrategia 'Order to Delivery 4.0' de la firma, que busca conseguir una mayor rapidez y fiabilidad en los procesos de compra y entrega, y comenzará a funcionar en Alemania para los modelos Seat León e Ibiza, y en España para el León.

Se ha probado en una prueba piloto que lanzó a principios de 2017 en Austria y que ha vendido más de 300 unidades con este sistema, en el que el cliente podía personalizar su coche y elegir entre más de 100 configuraciones del Seat León o el Ibiza.

El vicepresidente comercial de Seat, Wayne Griffiths, ha reivindicado que este servicio "es la respuesta al cambio en una sociedad en la que el plazo de entrega es ya un factor clave en la decisión de compra" y ha sostenido que la red de concesionarios tiene un papel importante en el proceso, ya que es el responsable de formalizar el pedido, cerrar el contrato y entregar el modelo al cliente.

Para leer más