Publicado 12/02/2024 20:23

Stellantis invertirá 103 millones en Hungría para la producción de módulos de propulsión eléctrica

Planta de producción de Stellantis en Hungría
Planta de producción de Stellantis en Hungría - STELLANTIS

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

Stellantis ha anunciado este lunes que invertirá 103 millones de euros en su planta de Szentgotthard (Hungría) con la intención de aumentar la capacidad de producción de módulos de propulsión eléctrica (EDM) incorporando la cadena de producción de dicha planta a finales de 2026.

La inversión que incluye subvenciones y ayudas del Gobierno húngaro, es el último ejemplo del compromiso de Stellantis de transformar las instalaciones existentes de cara a su futuro eléctrico.

La compañía ha aprovechado las plantas de Tremery-Metz (Francia) y de Kokomo (en Estados Unidos) para producir estos módulos. Además, el complejo de Mirafiori de Italia está aumentando la producción de transmisiones electrificadas de doble embrague (eDCT) de nueva generación en 2024 para vehículos híbridos e híbridos enchufables de Stellantis.

"Implantar la producción de módulos de propulsión eléctrica en Szentgotthard para apoyar nuestra transformación hacia la electrificación es otro de los aspectos clave de nuestro objetivo de ofrecer a los clientes una movilidad limpia, segura y accesible", ha afirmado el vicepresidente ejecutivo de Fabricación de Stellantis, Arnaud Deboeuf.

"Las personas que trabajan en esta planta pueden estar orgullosas de que su trabajo será una parte integral de nuestro futuro electrificado y un elemento central de la entrega de vehículos electrificados de nuestras marcas icónicas, enfocados en el cliente y líderes en su clase", ha añadido.

Los EDM que se van a producir en Szentgotthard se utilizarán en vehículos fabricados en una próxima plataforma STLA centrada en los BEV. Esta producción de EDM se llevará a cabo en edificios ya existentes en la planta. Los nuevos trabajos relacionados con la producción de sistemas de propulsión eléctrica en la planta incluirán el mecanizado de determinados componentes clave y el montaje final y las pruebas de EDM 3 en 1, que combinarán motor eléctrico, reductora de marchas e inversor en una sola unidad.

Actualmente, la planta de Szentgotthard fabrica motores de combustión interna turboalimentados de 1,2 litros de 3 cilindros y de 1,6 litros de cuatro cilindros que se utilizan en diversos vehículos de la marca Stellantis. Los trabajadores de Stellantis recibirán formación especializada para cumplir los requisitos de mecanizado y de montaje de la producción de estos módulos.

Contador

Leer más acerca de: