El Ayuntamiento de Murcia se propone duplicar los árboles en el conjunto del municipio y alcanzar los 200.000 en 2030

Actualizado 16/07/2019 11:57:56 CET
El alcalde de Murcia, José Ballesta, junto al concejal de Desarrollo Urbano y Modernización José Guillén, inauguran la I Jornada del Árbol de Murcia
El alcalde de Murcia, José Ballesta, junto al concejal de Desarrollo Urbano y Modernización José Guillén, inauguran la I Jornada del Árbol de MurciaAYUNTAMIENTO DE MURCIA

José Ballesta presenta la Estrategia Foresta Urbana 2030 del Ayuntamiento de Murcia

MURCIA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Murcia, José Ballesta, junto al concejal de Desarrollo Urbano y Modernización José Guillén, ha inaugurado este martes la I Jornada del Árbol de Murcia, a la que han asistido los mayores especialistas de España, responsables públicos y técnicos del sector de la arboricultura, según informaron fuentes municipales en un comunicado.

Durante su intervención, José Ballesta presentó la Estrategia Foresta Urbana 2030 del Ayuntamiento de Murcia, la hoja de ruta que marcará la planificación urbana medioambiental y paisajística a lo largo de la próxima década, y que permitirá duplicar el número de árboles existentes en el conjunto del municipio, alcanzando los 200.000 ejemplares.

"Las ciudades con éxito en el futuro serán las que consigan un equilibrio inteligente en los diferentes componentes de la siguiente trilogía urbana: competitividad económica, cohesión social y sostenibilidad ambiental", afirmó el alcalde, quien añadió que "Murcia cuenta en la actualidad con cerca de 4 millones de m2 de zonas verdes y 116.000 árboles. Con la Estrategia Foresta urbana, para el horizonte 2030 nos marcamos el reto de superar los 200.000 ejemplares".

Estos 100.000 nuevos ejemplares se van a distribuir a través de distintos proyectos estratégicos como el 'Murcia Río II', que acogerá el 50% de las nuevas plantaciones, 50.000 árboles que se extenderán a lo largo de 27 km del cauce y 14 pedanías, en los nuevos grandes parques metropolitanos, zonas de estancia y meandros.

Los Parques y Jardines recibirán el 20% de las plantaciones; mientras que las reforestaciones en áreas de monte y huerta supondrán un 10%; las Vías Verdes otro 10%; y las alineaciones en pedanías el 10% restante (se trata de los árboles a pie de calle que se plantan en las calles y avenidas urbanas).

Las plantaciones de la Estrategia Foresta Urbana 2030 responden a cinco líneas estratégicas, al primera de las cuales tiene que ver con la mitigación de los efectos del cambio climático y rebajar la emisión de CO2 a la atmósfera. Y es que un árbol absorbe hasta 150 kg de CO2 al año, son excelentes filtros para los contaminantes urbanos y las pequeñas partículas, y regulan el flujo de agua y mejoran su calidad.

La segunda línea estratégica consiste en la creación de sombra y mejora de la temperatura, ya que la colocación estratégica de árboles en zonas urbanas puede bajar la temperatura entre 2 y 8 grados. Los árboles en torno a los edificios reducen las necesidades de aire acondicionado un 30% y ahorran entre un 20 y un 50% de calefacción.

En tercer lugar, persigue propiciar una mayor biodiversidad urbana de especies en el municipio. Los árboles proporcionan hábitat, alimentos y protección a plantas y animales, producen frutos comestibles por fauna y aves locales, así como flores interesantes para las abejas y otros polinizadores.

En cuarto lugar supondrá una mejora de la salud por sus efectos de filtración de partículas contaminantes y lucha contra el cambio climático, ya que está comprobado que pasar tiempo cerca de los árboles reduce la presión arterial y el estrés, y mejora la salud física y mental.

Finalmente, cumplirá una función de paisajismo y embellecimiento de la ciudad y pedanías. Y es que los parques y jardines y el paisajismo urbano hacen 'Marca de ciudad', constituyen un reclamo turístico y puede incrementar el valor de los inmuebles del entorno hasta un 20%.

ÁRBOLES ADAPTADOS A LAS CARACTERÍSTICAS DE MURCIA

En base a estos criterios, las nuevas plantaciones priorizarán las variedades autóctonas, que se adapten al clima, a la escasez de agua y a las particularidades térmicas del municipio (en Murcia tenemos los meses de primavera y otoño con una diferencia altísima de temperatura entre el día y la noche, de hasta 14 grados), con especial preferencia a los de hoja caduca (mejoran el calentamiento global y nutren y fertilizan el suelo) y una apuesta clara por el arbolado de alineación, los ejemplares a pie de calle que proporcionan sombra tanto a los viandantes como a los edificios en los entornos urbanos.

Además de las nuevas plantaciones, la Estrategia Foresta Urbana 2030 incluye el primer Plan Director de Arbolado de Murcia, por el cual el Ayuntamiento ha contratado la redacción de un documento realizado por expertos externos, que supondrá una evaluación y auditoría de los distintos árboles del municipio, con un total de 500 pruebas diagnósticas e instrumentales que permitirán detectar la situación actual de los árboles y, especialmente, de los ejemplares singulares.

El Ayuntamiento ya realiza un examen exhaustivo a más de 5.600 ejemplares de árboles que son revisados, al menos, cada seis meses, debido a que superan los 12 metros de altura, así como a otros 900 árboles catalogados como singulares por sus características y antigüedad.

El Plan Director de Arbolado de Murcia permitirá ampliar y completar el diagnóstico de la situación del patrimonio arbóreo municipal, proporcionando una radiografía del estado actual de los ejemplares y un informe de auditoría externo. Para ello, se utilizarán las tecnologías de última generación, como la revisión por láser, ultrasonidos, georádar y tomógrafo, entre otras herramientas, detectando la situación de cada ejemplar.