Publicado 02/12/2021 12:51CET

Cáritas centra su campaña de Navidad en los portales que "no llegan a fin de mes"

Imagen de la presentación de la campaña de Navidad 2021 de Cáritas
Imagen de la presentación de la campaña de Navidad 2021 de Cáritas - CÁRITAS

MURCIA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cáritas Diócesis de Cartagena ha presentado, junto al belén de Francisco Salzillo, su campaña de Navidad 2021 en la que invita a poner la mirada en "los miles de portales donde no hay mula ni buey, pero sí familias que no llegan a fin de mes", como explica el director de Cáritas, José Antonio Planes.

Después de 20 meses de pandemia, esta Navidad "nos trae una nueva oportunidad para dejar nacer lo mejor que somos y compartirlo con el resto de las personas", según informaron fuentes de Cáritas en un comunicado.

Con el lema 'Esta Navidad, cada portal importa', Cáritas lanza una llamada a la colaboración económica y a poner en práctica la generosidad con las personas en situación más precaria en una sociedad herida, mucho más pobre, frágil y vulnerable socialmente.

En la Región de Murcia, la acción de Cáritas llegó en el último año a 95.046 personas; con presencia de niños y jóvenes en el 62,48 % de los hogares a los que acompañó a través de sus programas psicosocioeducativos.

El secretario general de Cáritas, Juan Antonio Illán apunta que el*último estudio*de la Fundación FOESSA recoge "que hay 2,5 millones de personas que más que en 2018 que se encuentran en situación de exclusión social en España, alcanzándose los 11 millones".

En este sentido, desde Cáritas "estamos preocupados por como este deterioro va dejando una profunda huella de desesperanza y de incertidumbre con graves consecuencias para las condiciones de vida y los niveles de integración social de las personas y las familias", concluye Illán.

Planes ha señalado que la colaboración privada "es uno de los pilares que permiten a Cáritas desarrollar su misión y ofrecer oportunidades de vida digna a millones de personas en situación de gran vulnerabilidad en nuestra comunidad autónoma".

En el*último ejercicio, Cáritas invirtió 10.954.924,75 euros en proyectos de infancia, empleo, formación y vivienda, principalmente.
Este importante esfuerzo económico fue posible gracias a la generosidad de miles de socios, donantes y colaboradores públicos y privados, detalla Planes.

La Campaña de Navidad es, junto a la del Día de Caridad (Corpus Christi), una de las dos ocasiones del año en las que Cáritas lanza a toda la sociedad una invitación expresa a la generosidad económica para sostener el trabajo de lucha contra la pobreza que realizan los más de 160 centros de Cáritas en la Región de Murcia.

Cáritas invita a todos los murcianos y murcianas a hacer de esta Navidad un tiempo diferente y especial, en reconstruir una sociedad distinta y mejor de la que tenemos, una sociedad con sabor a fraternidad, en la que aprendamos a mirar a los demás como personas, dignas de los mismos derechos humanos y de la misma capacidad de amar y ser amadas.

LA ACCIÓN SOCIAL DE CÁRITAS DIÓCESIS DE CARTAGENA

El 14 de marzo del año pasado, Cáritas Diócesis de Cartagena inició la campaña*#LaCaridadNoCierra, con el objetivo de dar respuesta a la emergencia del Coronavirus en la Región de Murcia.

La movilización de la sociedad para apoyar esta campaña fue "inmensa", según las mismas fuentes, que explican que, un año después, toca agradecer y compartir las acciones que hemos llevado a cabo, el camino recorrido, las satisfacciones, pero también todo lo que nos queda por andar, las necesidades que todavía tenemos que cubrir debido a esta gran pandemia y a la crisis económica y social desencadenada en el mundo.

JUNTO A LAS PERSONAS QUE SUFREN

Las*Cáritas parroquiales y territoriales*han permanecido abiertas en todo momento, incluso durante el confinamiento, para acompañar las incertidumbres de las familias. El voluntariado joven ha dado un paso hacia delante en su compromiso y acudido a la llamada de necesidad de Cáritas para cuidar a los voluntarios de edad más avanzada.

Cáritas puso en marcha una 'Central de llamadas' para informar, orientar y derivar a las personas a los recursos que pudieran cubrir sus necesidades. El teléfono único de la "Central de llamadas" de Cáritas está operativo desde el primer día que se decretó el estado de alarma, con la atención constante de lunes a viernes en horario de mañana y tarde.

Los*Economatos*han ampliado sus horarios y facilitado la entrega de productos a los domicilios de las personas con movilidad reducida o en cuarentena. En el municipio de Murcia se han abierto tres Centros de Distribución de Alimentos para dar cobertura a las necesidades de los hogares de los barrios y pedanías.

Las*cocinas*de la Escuela de Hostelería eh! en Murcia y del Comedor Jesús, Maestro y Pastor en Cartagena han permanecido abiertas los siete días de la semana para elaborar y servir menús de mediodía y noche para las personas en situación de sin hogar de los tres centros abiertos en el confinamiento y participantes de los comedores infantil y de adultos que Cáritas tiene en la ciudad portuaria.

La recogida de ropa para su posterior tratamiento y distribución se ha centrado en los contendores de la Empresa de Inserción de Cáritas, 'eh! laboras'. La instalación ha contado con la ayuda de Entidades Solidarias que han cedido sus espacios para mejorar la*red de contenedores de Cáritas.
*
LA INFANCIA Y JUVENTUD VULNERABLE EN LA REGIÓN DE MURCIA

Desde el inicio de la pandemia, los equipos de Infancia de Cáritas han estado cerca de los menores de nuestros proyectos de*refuerzo educativo, tiempo libre saludable y ocio inclusivo.

El confinamiento exigió dar nuevas respuestas a los escolares con la impresión y entrega de lecciones y deberes para seguir el ritmo de sus compañeros de clase, o la cesión de dispositivos electrónicos para la participación en las clases telemáticas de sus centros educativos.

Ahora, el encuentro presencial, adaptando las actividades, nos permite acompañarles en el desarrollo de su potencial. Además, continúan los talleres intergeneracionales para mejorar el ambiente familiar y la integración en la comunidad.

Durante el Estado de Alarma, la vivienda ha adquirido el valor social que, desde Cáritas, hace tiempo que viene señalando. "El derecho a la vivienda es un derecho reconocido pero frecuentemente vulnerado", según Cáritas, que precisa que "las personas en situación de exclusión social no han podido beneficiarse de las medidas aprobadas, puesto que éstas han sido pensadas como apoyo a personas que han entrado en precariedad a raíz de la parada de la economía por culpa de la pandemia".

En cambio, explica que las personas que ya estaban en situación de exclusión sufrían unas condiciones de acceso mucho más complicadas: no disponen de garantías para poder alquilar o acceder a una hipoteca, y si alquilan no disponen en muchos casos de contrato.

Cáritas ha ampliado su acompañamiento a las personas en situación de sin hogar. Así, dispone de 17 casas de acogida en Murcia, Lorca, Alcantarilla, Jumilla, San Javier, Bullas y Cehegín; dos de ellas para familias y una para convalecientes.

También dispone de 5 albergues en Lorca, Torre-pacheco, Bullas, Cehegín y Yecla, un hogar de baja exigencia en Cartagena y un recurso 24 horas tutelado en Murcia, siendo el primero en la Región para personas con problemas de salud mental. Durante el Estado de Alarma, gestionó tres centros temporales en Murcia, Cartagena y Mazarrón.

En cuanto a los asentamientos y núcleos chabolistas, presta atención en Murcia, Cartagena, Torre-Pacheco, Cieza y Jumilla. En el Estado de Alarma se intensificó el reparto de alimentos y se trabajó en la colocación de grifos potables.

La iniciativa*#YoMeFormoEnCasa*acercó información útil a su móvil a las personas que acompañábamos en el programa de Empleo y Formación. Los tutoriales de Youtube, las videollamadas y llamadas nos permitieron mantener el contacto cuando no se podía de forma física.

Para leer más