Castejón señala la bajada del agua y la mejora de la limpieza y del transporte como próximas actuaciones del Gobierno

Desayuno de la alcaldesa, Ana Belén Castejón, con la prensa
J.ALBALADEJO-AYTOCARTAGENA
Actualizado 02/11/2017 14:52:25 CET

CARTAGENA (MURCIA), 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, ha explicado este jueves que, entre las prioridades del equipo de Gobierno para los próximos meses, se encuentra la bajada del agua, la mejora de la limpieza y la puesta en marcha de una oficina técnica para desarrollar los programas de Smart City dentro de la Red de Ciudades Inteligentes.

Castejón ha hecho estas declaraciones durante el encuentro de trabajo que ha mantenido con los medios de comunicación esta mañana, tras la reciente incorporación de su baja maternal, donde ha avanzado que tiene previsto mantener reuniones la próxima semana con los responsables de Alsa, Hidrogea y FFC-Licharsa, que son las concesionarias del transporte público, la gestión del agua y el servicio de limpieza.

Con respecto a FCC-Licharsa, la empresa concesionaria de la limpieza en la ciudad, el equipo de Gobierno es consciente de que el servicio no se adapta a las necesidades de la ciudad, sus barrios y diputaciones. "El contrato es obsoleto y no se ajusta a las demandas actuales", ha manifestado la alcaldesa, que negociará con la empresa, y no descarta ampliar o modificar el contrato si fuera necesario.

Hidrogea será otra de las empresas con las que la alcaldesa se reunirá. Los técnicos del consistorio cartagenero han elaborado un estudio de costes en el servicio que contempla que una bajada de la tarifa del agua muy superior a la del 6,6 por ciento que plantea la concesionaria.

La alcaldesa ha manifestado "que no se va a aceptar la oferta de la empresa. Bajar el precio del agua es un compromiso adquirido con los cartageneros y con Ciudadanos y vamos a cumplirlo, pero siempre con las mejores condiciones para nuestro municipio".

Con Alsa, la empresa que gestiona los autobuses urbanos, el principal asunto a tratar será la mejora de la línea que une la zona oeste y de la línea que une Cartagena con el Polígono de Santa Ana. Los autobuses de esta última línea son utilizados por 100.000 viajeros al mes con una frecuencia de 15 minutos, los días laborales, pero se pretende mejor el servicio.

La alcaldesa también renegociará el contrato con la concesionaria del Auditorio y Palacio de Congresos del Batel, (Gestípolis y Sonora) de forma que las condiciones para el Consistorio sean "mucho más ventajosas". "Renegociaremos con mucho diálogo pero con mucha exigencia", ha apostillado.

Castejón también ha manifestado su compromiso para desarrollar los programas necesarios para la Smart City, ya que Cartagena forma parte de la Red de Ciudades Inteligentes, algo que la regidora considerá muy positivo para la ciudad, y que "supondrá el control de los pequeños servicios a través de las nuevas tegnologías".

La alcaldesa lo ha explicado con ejemplos: "Se podrá saber si un semáforo está roto, o saber si un jardín no se ha regado, lo que dará calidad e inmediatez a los servicios prestados a los ciudadanos. El proyecto denominado, 'Cartagena Inteligente' tendrá en los presupuestos de próxima legislatura una dotación especifica, que se complementará con fondos europeos. La alcaldesa espera poder dotar al proyecto con entre 500.000 y 600.000 euros anuales.

SUPRIMIR OFICINA DE CONGRESOS

Por otra parte, ha expuesto cuáles serán las prioridades en la elaboración de los Presupuestos Municipales para 2018, "en los que se primará la política social, así como la apuesta por los barrios y diputaciones".

Por otra parte, la alcaldesa ve necesario, para un mejor servicio, en los contratos de obras menores, en los que se baraja pasar de los 6.000 euros más IVA, actuales, a 12.000 euros.

Finalmente, Ana Belén Castejón ha comunicado la decisión de suprimir la Oficina de Congresos, que pasará a depender de Puerto de Culturas, así como el estudio de la posible disolución de la sociedad Casco Antiguo.