Actualizado 23/07/2012 19:04 CET

Cientos de personas protestan en Murcia por forma en que la CHS gestiona la avería del trasvase Tajo-Segura

Protesta ante las puertas de la CHS
EUROPA PRESS

El Scrats advierte que hasta 87.000 hectáreas de superficie se podrían ver afectadas de aquí a tres meses

MURCIA, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cientos de personas se han concentrado este lunes en la plaza Fontes de Murcia, a las puertas de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), para protestar por la forma en que el organismo de cuenca está gestionando la avería del canal de la margen izquierda del trasvase Tajo-Segura y del trato que ha dispensado a los regantes en esta materia.

El presidente del Scrats, José Manuel Claver, ha criticado que la CHS ha hecho este lunes un "montaje" para anunciar como "un milagro" que se haya puesto en marcha el bombeo de un metro cúbico por segundo, lo que "es una alegría para todos" pero "no es en absoluto un milagro teniendo en cuenta que la media de caudal que pasó por esa zona el mes de julio pasado hacia la margen izquierda fue de 11,2 metros cúbicos por segundo".

Por lo tanto, el presidente del Sindicato ha explicado que el caudal circulante, después de adoptar las medidas la CHS, es "muy insuficiente" y "lo único que va a seguir provocando es una escasez en el riego de gran importancia, y que se tenga que regar de mala manera".

Ahora mismo, Claver ha señalado que hay unas 20.000 hectáreas afectadas, pero ha advertido que, dentro de cuatro o cinco días se acabará el agua del embalse de Crevillente y también quedará afectada entonces la comunidad de riegos de la margen izquierda, que tiene 25.000 hectáreas, por lo que la superficie total afectada será 45.000 hectáreas.

Los regantes se tendrán que repartir entonces el volumen que hasta ahora se ha conseguido restablecer, que seguirá siendo "insuficiente" aunque luego se complete con el baipás completo y pueda alcanzar "los 3,4 metros cúbicos por segundo".

Igualmente, Claver ha añadido que hay otras 45.000 hectáreas que se están regando ahora mismo con agua del embalse de la Pedrera, pero el agua se puede agotar en cuestión de tres meses, con lo que la superficie afectada "ascendería a 87.000 hectáreas prácticamente las que dependerían de los 3,4 metros cúbicos de agua".

En este sentido, Claver lamenta que los regantes "desconocemos cuál es la situación del túnel, y ni tan siquiera conocemos el plazo para arreglar el mismo", lo que "angustia sobremanera a los regantes, que están muy nerviosos porque puede haber una auténtica tragedia".

ALTERNATIVAS PROPUESTAS

Ante esta situación, el Sindicato había propuesto colaborar con la Administración y financiar una actuación inmediata para facilitar la llegada de un metro cúbico con segundo con un coste de 200.000 euros, y otra más grande que haría llegar cuatro metros cúbicos por segundo con un coste de dos millones de euros.

Los regantes estaban dispuestos a pagar estas actuaciones, y la CHS autorizó los estudios pertinentes para iniciar las actuaciones, pero Claver denuncia que, posteriormente, todo han sido "trabas e inconvenientes" para negar, incluso, el paso de la tubería pequeña de 70 centímetros que haría llegar un metro cúbico de agua por segundo.

Esta tubería atravesaría una zanja de seis metros ocupada por la CHS, y la Conferencia se negó con el argumento de que el canal "no cabe" en el espacio disponible, a pesar de que el Scrats presentó informes técnicos que demuestran que "no sólo cabe la tubería pequeña, sino también la más grande que bombearía cuatro metros cúbicos".

Claver lamenta que el Sindicato había encargado más de 300 metros de las tuberías para la actuación, ya que la CHS le había dado el visto bueno, y ahora tiene la tubería ensamblada y abandonada en la cuneta porque la Confederación "nos ha dejado también en la cuneta".

El presidente del Sindicato se pregunta "cómo es posible que se nos haya apartado a los usuarios, que somos los que tenemos la necesidad del agua, la demanda es nuestra, y encima la pagamos directa o indirectamente". Sin embargo, lamenta que "se nos deja de lado".