COAG pide "responsabilidad" al nuevo Gobierno y que aplique "medidas excepcionales" frente a la sequía

Publicado 25/12/2015 12:07:35CET
Padilla, Marín, García y Díaz presentan el balance anual de COAG
EUROPA PRESS

MURCIA, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

COAG Región de Murcia ha reconocido que las perspectivas de cara a los próximos meses para los agricultores "son poco halagüeñas" debido a la escasez del agua y teniendo en cuenta que "no acompañan las condiciones climáticas ni las precipitaciones". Por ello, el sector está viviendo un "estado de excepción", y la organización agraria ha apelado a la "responsabilidad" en materia de agua del nuevo Gobierno central que resulte de las pasadas elecciones generales.

En concreto, ha insistido en hacer un llamamiento a la "responsabilidad" de los gobernantes para que pongan en funcionamiento "todos los mecanismos a nuestro alcance", bien sean pozos de sequía o los recursos que se puedan utilizar dentro de la cuenca para "poder seguir viviendo de la agricultura; salvo que tengan interés en mandarnos interés en mandarnos a otro país a vivir y a trabajar", ha reprochado.

Y es que las dotaciones actuales de riego "son una miseria" y los agricultores "van sobreviviendo", pero si esa dotación se pierde y no se puede regar, el sector no podrá planificar la campaña de verano y podría enfrentarse a una "auténtica hecatombe", tal y como ha hecho saber el presidente de COAG Murcia, Miguel Padilla, quien ha comparecido en rueda de prensa junto al vicepresidente de la organización, José Miguel Marín; la secretaria regional del Área de Mujer, Dolores Díaz; y el secretario de Agricultura, Pedro García.

"No vamos a renunciar ni un solo momento a que siga viniendo agua del Tajo", ha defendido Padilla, quien ha mostrado su esperanza en que "venga un gobierno responsable", porque hasta ahora "no ha aparecido ninguno". Así, solo pide a los gobernantes que apliquen "normas excepcionales" para situaciones "excepcionales como las que estamos viviendo".

De hecho, ha reprochado que, cuando se habla del agua desalada, los distintos gobiernos "no están más que poniendo dinero para tapar la irresponsabilidad que no han hecho durante los años anteriores". Y es que "debían de haber desarrollado un Plan Hidrológico Nacional (PHN), que era lo que se venía pidiendo y lo que tanto nos han prometido", o bien ejecutar "la interconexión de cuencas".

Padilla ha lamentado que actualmente "estamos en un estado de excepción" debido a que no ha habido precipitaciones en las cabeceras, por lo que no se han recargado las cuencas, y tampoco ha llovido en la Región, por lo que los agricultores no han podido ahorrar ningún riego, "y los cultivos de secano tampoco se han visto favorecidos". Por ejemplo, ha alertado que si la situación no cambia, no va a haber producción de cereal, "va a ser un desastre".

LA CAMPAÑA, PRODUCTO POR PRODUCTO

El presidente de COAG Murcia ha desglosado el balance de la campaña producto por producto. Así, 2015 no ha sido un año muy bueno para el melón y la sandía, con precios que "a veces no han alcanzado los costes de producción".

En cuanto a los cítricos, el limón ha alcanzado precios rentables durante todo el año; mientras que la naranja ha estado al "límite de rentabilidad"; y el precio de la mandarina "ha bajado espectacularmente y se está perdiendo dinero".

La uva de mesa, que tradicionalmente conserva un buen precio, actualmente "preocupa" porque tampoco alcanza los costes de producción, al igual que el brócoli, cuyo precio en el mercado cubría los costes el pasado mes de noviembre pero se ha desplomado a la mitad desde entonces.

Las dos variedades de lechuga se encuentran en una situación "ruinosa"; mientras que la alcachofa ha experimentado una bajada "tremenda" durante este mes de diciembre.

También se encuentra en "ruina" el sector porcino, especialmente los negocios "independientes", el 80 por ciento de los cuales se han visto abocados a la desaparición o a la integración debido al veto ruso y al efecto de los mercados exteriores.

El cordero, en cambio, tiene buena aceptación en los mercados exteriores y conserva unos precios "razonables"; mientras que la leche de cabra también mejora sus cifras en el mercado interno de la Región, gracias a la gran tecnificación, con lo que sus precios también son razonables.

La apicultura, en cambio, tenía unos precios óptimos pero se han "venido abajo" en las últimas semanas y el kilo de miel se paga a la mitad de precio respecto a hace unos meses.

REFORMA DE LA PAC

Padilla ha hecho balance del año 2015, que ha calificado de "difícil", sobre todo, porque se ha afrontado la reforma de la Política Agraria Común (PAC), que afecta a la Región de Murcia fundamentalmente en lo que respecta al pago único y al programa de desarrollo rural.

Las negociaciones conllevaron "bastante trabajo", según ha reconocido Padilla, pero ambas cuestiones han quedado finalmente "cerradas", aclarando el futuro de ámbitos como la agricultura ecológica, la incorporación de jóvenes a la agricultura o las ayudas agroalimentarias, que son "fundamentales" para que zonas como el Noroeste o el Altiplano "no queden despobladas".

En este sentido, ha agradecido el "nuevo talante" mostrado por la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, porque "se han recogido la mayoría de las peticiones expresadas por el sector".

En cuanto a la diferencia existente entre el precio al que vende el productor y el que paga el consumidor, Padilla ha remarcado la esperanza en la implementación del código de buenas prácticas o el funcionamiento de mecanismos como la Mesa del Vino, constituida recientemente y que pretende ajustar la producción a los costes.

Y es que la Ley de Cadena Alimentaria "no ha funcionado" a la hora de ajustar estos precios, que siguen teniendo diferencias de entre el 500 y el 600 por ciento, aunque sí que ha conseguido agilizar y reducir el periodo de pago al productor, que anteriormente tenía que esperar hasta siete u ocho meses para recibir el dinero.

En este sentido, Padilla reconoce que las distintas organizaciones agrarias podrían colaborar más, pero lamenta que "no se pueden fijar los precios" de forma anticipada, porque se exponen a sanciones de la UE y de los organismos reguladores de la competencia.

"DESORDEN CLIMÁTICO"

Por otro lado, Padilla ha llamado la atención sobre el "desorden climático" que padece la Región, con altas temperaturas tanto en verano como en otoño y en invierno, lo que está "rompiendo todos los ciclos de producción" y "saturando los mercados". Por ello, COAG se plantea la posibilidad de "reestructurar" y planificar los periodos de plantación.

Por ejemplo, explica que en diciembre, temporada de las frutas de hueso, es difícil su cuaje "porque no está haciendo frío suficiente", lo que "puede complicar también la futura floración y que el fruto salga como tiene que salir".

Las altas temperaturas, insiste, están rompiendo los ciclos de producción y plantación, juntando los periodos de recolección y provocando una saturación de productos en el mercado y un "desorden tremendo", a lo que hay que sumar la situación de sequía y escasez de agua.

RELACIONES CON OTROS PAÍSES

En cuanto a las relaciones comerciales con otros países, Padilla ha recordado que el Tribunal de la Unión Europea sentenció que el acuerdo con Marruecos "no debería ser válido" pero la Comisión Europea lo ha recurrido y, mientras tanto, sigue vigente, por lo que los agricultores siguen exigiendo su suspensión inmediata.

Asimismo, ha afirmado que el veto ruso sigue afectando a todos los sectores de la agricultura regional, especialmente a la ganadería porcina, que ya sufría restricciones previas en el mercado ruso. Por ello, COAG reclama una decisión comercial que ponga solución a estos impedimentos.

El presidente de COAG Murcia también ha reconocido estar "preocupado" por el tratado de libre comercio de la Unión Europea con Estados Unidos (TTIP), porque se está negociando "con secretismo" y puede poner en riesgo estándares de calidad y sanidad que "tanto ha costado alcanzar" en la UE.