Publicado 07/12/2021 12:21CET

La confianza de los empresarios murcianos se modera con la revisión a la baja de las estimaciones de crecimiento

Archivo - Pequeño comercio, comercio minorista
Archivo - Pequeño comercio, comercio minorista - EUROPA PRESS - Archivo

MURCIA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Indicador de Confianza Empresarial (ICE) de la Cámara de Comercio de Murcia avanza hasta los 11,6 puntos en el cuarto trimestre de este año, seis décimas más que el anterior. Se trata del tercer trimestre consecutivo que este indicador tiene signo positivo, pero tras el avance de ocho puntos del trimestre anterior, seis décimas suponen un crecimiento moderado que responde a la revisión a la baja de las principales estimaciones económicas para 2021. La encuesta en la que se basa el ICE se ha realizado entre 200 empresas de la Región.

El PIB regional no es ajeno a la evolución del español, que según el INE registra una variación del 2,0 por ciento en el tercer trimestre de 2021 respecto al anterior, mientras su variación interanual se sitúa en el 2,7 por ciento, frente al 17,5 del trimestre precedente donde se aprecia la minoración de la actividad cuando los efectos de la pandemia eran más adversos.

De hecho, recientemente la Cámara de Comercio de España rebajaba sus previsiones de crecimiento de la economía, tanto para este ejercicio --del 5,9% al 4,7%-- como para el próximo --del 6,2% al 5,5%--, según informaron fuentes del organismo cameral en un comunicado.

Según explica el presidente de la Cámara de Comercio de Murcia, Miguel López Abad, "a pesar de encontrarnos en una senda de recuperación, los avances se van moderando, lo que responde a nuevas incertidumbres que aparecen en la actividad empresarial. Entre ellas el aumento de costes en la mayor parte de los factores de producción como materias primas, energía, salarios, cotizaciones sociales, etc., que acabará siendo trasladado a los precios y afectando a la demanda, lo que a su vez provoca una contracción de la actividad y el crecimiento".

"También hay que señalar que la nueva variante del Covid-19 no había aparecido en el momento de la encuesta con la posibilidad de volver a restricciones de actividad en los sectores más ligados a la interacción social, un hecho que seguramente tendrá su reflejo en los resultados finalmente obtenidos en el último trimestre del año", según López Abad.

En este sentido, la preocupación por los efectos limitantes del COVID-19 en la actividad empresarial sigue perdiendo protagonismo en este ICE, siendo señalado por el 21,1 por ciento de los encuestados, frente al 30,6 por ciento del trimestre anterior, y por detrás de la debilidad de la demanda (39 por ciento) y el aumento de la competencia (26,7 por ciento).

PRINCIPALES RESULTADOS

Las perspectivas de la cifra de negocio para el último trimestre del año reflejan un aumento en el 19,9 por ciento neto de las empresas encuestadas. Ello supone mejorar los resultados del tercer trimestre que ya han sido muy positivos, incluso de manera más intensa que la esperada, pues el 16,7 por ciento de las empresas ha aumentado esta variable frente al 10,9 por ciento que preveía hacerlo.

Por su parte, el 27 por ciento neto de los empresarios que realizan exportaciones señala haberlas aumentado durante el tercer trimestre del 2021, mientras que las previsiones indican que seguirán incrementándolas en los próximos meses según el 21,5 por ciento de ellos. Estos datos vienen corroborados por la Secretaría de Estado de Comercio que señala hasta septiembre un montante de 8.967,5 millones de euros exportados, un 20,4 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

Respecto a las perspectivas de la inversión, los encuestados señalan que en el cuarto trimestre continuará la tendencia de aumento, según el 8,2 por ciento de los empresarios. Sin embargo, en el trimestre previo la realidad observada no ha cumplido con las perspectivas esperadas, pues la inversión se ha mantenido en un nivel similar al precedente.

También el empleo evoluciona favorablemente. Un 15,8 por ciento de las empresas declaran que aumentaron la contratación de trabajadores durante el tercer trimestre, notablemente por encima de lo que habían previsto el ICE anterior (+2,1), mientras que en último trimestre este porcentaje será menos intenso, con avances del 9,2 por ciento, un menor ritmo donde se advierte la incertidumbre que provocan los efectos de la contrareforma laboral y su posible imposición sin consenso.

Aún así, la buena evolución del empleo se confirma en la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE en el tercer trimestre, donde el número de ocupados en la Región de Murcia creció en 4.000 personas, su nivel más alto de la serie histórica (652.600 ocupados). Sin embargo, la citada encuesta también pone de manifiesto un incremento del paro en 13.800 personas respecto al trimestre anterior, una subida del 14,1 por ciento, que es la más elevada de todas las Comunidades Autónomas, circunstancia que se explica por el aumento de la población activa en 17.800 personas durante el tercer trimestre.

Finalmente, los precios de venta avanzan, según reflejan los empresarios, tanto en el tercer trimestre, donde el 15,7 por ciento neto dice haber incrementado sus precios, como el 12,9 por ciento que prevé hacerlo en el último trimestre del año.

Esta tendencia responde tanto al empuje de la demanda acorde con las perspectivas económicas de recuperación, como a los mayores costes de producción a los que se enfrentan las empresas por la carestía de las materias primas y de la energía. De hecho, el Índice de Precios al Consumo en la Región de Murcia (IPC) durante el mes de octubre se situó en el 5,1 por ciento, el índice más alto desde julio de 2008.