Publicado 06/03/2021 12:42CET

Cronista de El Esparragal pone en valor el paraje 'Los Cuadros' y su potencial como parque de ocio familiar y deportivo

Insta a las administraciones a ponerse de acuerdo para sacar adelante el proyecto, que cumpliría unas funciones semejantes a las de la Casa de Campo de Madrid

MURCIA, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El cronista correspondiente de El Esparragal, Juan José Navarro Avilés, ha puesto en valor el conocido paraje de 'Los Cuadros' radicado en su mayoría en esta pedanía murciana y ha reivindicado su "enorme potencial".

De hecho, Navarro recuerda que este potencial ha llevado a la Comunidad Autónoma a sopesar su conversión en un gran parque enfocado al ocio familiar y el deporte de naturaleza, cumpliendo unas funciones "parecidas" a las que tiene la Casa de Campo de Madrid.

En un artículo recientemente publicado, Navarro ha remarcado que este parque vendría a aliviar la presión que actualmente sufren espacios protegidos como los parques regionales de Sierra Espuña y El Valle-Carrascoy.

"Para ello, se invertiría en el debido acondicionamiento de la Casa Forestal y la rehabilitación de La Calarria, otra casa más pequeña", según Navarro, quien también explica que el proyecto comportaría la creación de zonas de servicios y zonas de descanso con sombra, así como miradores en algunos puntos elevados.

Para sacar adelante este proyecto, el cronista advierte que será necesario que se pongan de acuerdo las diferentes administraciones, "entre las que no deberá faltar la Junta Municipal de El Esparragal, que no se debería quedar al margen de los proyectos que se realicen sobre esta importante parte de su pedanía".

UNA HISTORIA QUE SE REMONTA AL SIGLO XIX

Navarro ha recordado que 'Los Cuadros' se encuentra en la parte norte de El Esparragal, pedanía a la que le corresponde la práctica totalidad de la superficie del paraje, aunque admite que "hay quien se confunde y lo atribuye a los municipios limítrofes, a los que solo corresponde en una muy escasa proporción".

La historia más reciente de este enclave, tal y como recuerda el cronista, se remonta a la segunda mitad del siglo XIX, cuando la llamada 'Hacienda de Los Cuadros' perteneció al terrateniente llamado Juan Rubio Rubio, que gestionaba también algunas minas ubicadas en ese paraje, todas de mineral de hierro y otros.

"En el mes de octubre de 1930, la finca fue expropiada y comenzó su repoblación forestal, llegándose a conseguir que en los años sesenta y setenta del pasado siglo XX el paraje de Los Cuadros tuviera unos dos mil pinos por hectárea, de las variedades carrascos y donceles, con lo que se obtenía más de dos mil kilos de piñones para la reproducción", subraya Navarro en su artículo.

Su valor paisajístico, según puntualiza Navarro, está constituido, además de los pinos y cipreses, por otras especies como el carrizo, adelfa (aquí, "baladre"), lentisco o tomillo, que se reparten por sus mil quinientas hectáreas de bajas colinas, albergando también a una variada fauna. "Al paisaje hay que sumar valores históricos como la existencia de dos vías pecuarias", añade el cronista.

Todo ello hace que el entorno esté catalogado por el Plan General de Ordenación Urbana como espacio natural de alto valor ecológico y paisajístico, según Navarro, quien resalta también "sus dos nacimientos de agua y que desde sus puntos más elevados se disfrutan buenas panorámicas de la ciudad de Murcia, la huerta y las sierras de La Pila y Orihuela".

Actualmente, el cronista indica que el paraje (al que se puede acceder por la autovía A7, salida hacia Fortuna) "está acondicionado para ocio, tiempo libre y excursiones, con zonas de descanso e incluso un área de caza para la temporada alta de la perdiz con reclamo, en los meses de enero y febrero". Asimismo, se puede practicar escalada, orientación, ciclismo de montaña, paseos a caballo o senderismo.

En este sentido, Navarro recuerda que la Asociación Cultural Francisco Rabal, de El Esparragal, creó una ruta, incluida en la red de senderos del municipio de Murcia, llamada 'Senda de los Cuadros', que parte del Centro Cultural de El Esparragal, en la Plaza del Maestro José Velasco, continúa por El Campillo y la Rambla de la Cañada, hasta llegar a Los Cuadros y su casa Forestal; una vez allí continúa por el paraje del Zorro hasta llegar al pantano de Santomera, "lo que añade atractivo a la ruta, ya que el especial paisaje del pantano se ofrece a quienes la culminan".