Fitch eleva a 'estable' la perspectiva del rating de Asturias y confirma el de Murcia

Publicado 21/02/2014 18:39:57CET

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha elevado este viernes desde 'negativa' a 'estable' la perspectiva del rating 'BBB' de Asturias y ha confirmado la nota 'BBB-' con perspectiva 'estable' de Murcia, según informa en sendos comunicados.

En el caso de Asturias, Fitch explica que este revisión al alza refleja un mejor comportamiento operativo tanto en 2013 como de cara al medio plazo, debido principalmente a la reducción del gasto operativo, en particular en bienes y servicios y en transferencias a empresas públicas.

En esta línea, explica que en la revisión de la calificación también ha tenido en cuenta el incremento de la deuda directa a 2.500 millones de euros en 2013, que continuará en 2014, cuando alcanzará los 2.600 millones de euros, para después estabilizarse.

Asimismo, señala que desde el comienzo de la crisis económica en España, los efectos en Asturias han sido más moderados que en otras regiones españolas, como apunta la situación de su mercado laboral y su mercado inmobiliario.

RATING DE MURCIA

En el caso de Murcia, Fitch explica que su rating responde a su criterio de que la nota de las regiones españolas no podrá ser más de un escalón inferior al del soberano, en el caso de España 'BBB' con perspectiva 'estable', dado el apoyo que el Gobierno central prestaría a las autonomías en caso de necesidad.

En España, este apoyo está basado en una serie de factores que mejoran la liquidez y reducen la probabilidad de quiebra de una autonomía. Entre ellos, menciona la reciente ley de estabilidad presupuestaria, la prioridad absoluta al servicio de la deuda recogida en el artículo 135 de la Constitución y la existencia del FLA (Fondo de Liquidez Autonómico).

Sin embargo, considera que sus métricas crediticias son más débiles de lo que indica su rating debido a la situación de su balance y a que sus déficits han aumentado con fuerza. De hecho, ve improbable que la Comunidad alcance el objetivo de déficit del 1,59% del PIB pese a todas las medidas de austeridad adoptadas.

Aun así, Fitch cree que si una comunidad autónoma ha intentado reducir su déficit pero no ha cumplido su objetivo, el Estado mantendrá su apoyo mientras la región haya demostrado sus esfuerzos por sanear sus cuentas.