Publicado 23/03/2021 09:47CET

Hostemur critica que el Gobierno regional "desoiga una legislación única y no relaje las restricciones"

Los hosteleros consideran que la aplicación del acuerdo marco nacional no afectaría a los contagios

MURCIA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo (Hostemur), Jesús Jiménez, ha criticado que el Gobierno regional "desoiga una legislación única y no relaje las restricciones", según informaron fuentes de esta organización en un comunicado.

"No tiene sentido que durante toda la pandemia el Gobierno de la Región de Murcia venga criticando que haya 17 legislaciones diferentes y ahora que se consensua una común hace oídos sordos", según Jiménez, que ve un "sinsentido" que ahora que se cuenta con los mejores datos históricos de toda la pandemia de COVID-19 el Gobierno regional "se desmarque de unas medidas únicas para todo el territorio nacional".

Los hosteleros plantean que ampliar una hora más el toque de queda y pasar a seis personas en el exterior no afectaría en nada al aumento del número de contagios en la Región de Murcia. "El resto de comunidades también quiere contener la cuarta ola y están aplicando ese acuerdo interterritorial", apuntan desde Hostemur.

Una negativa que aboca -tal y como se ha comprobado este fin de semana- a la "proliferación de fiestas privadas sin ningún tipo de control", según la Asociación.

"Tenemos contrastado por las comidas para llevar que los encargos de arroces y similares son para 6-12 personas, lo que demuestra que la intención de la Consejería no sirve de nada porque la gente se está reuniendo en sus casas", explican.

UNA HORA QUE HACE MUCHO

"Ampliar esa simple hora en los cierres, de las 22.00 a las 23.00 horas, permitiría salvar el turno de cenas, sacar trabajadores de los ERTEs y salvar muchas empresas, especialmente a partir del fin de semana que viene con el cambio horario, pues se va a hacer imposible cenar de día", informan.

Una aplicación de este acuerdo marco que resumen como solución para minimizar el impacto de las fiestas privadas, hacer un uso controlado de las quedadas y aplicar un soplo de vida a la hostelería. "Nos permitiría poder recuperar algo el sector, sin afectar a la buena situación actual de la salud pública. Necesitamos trabajar sí o sí", solicitan.

Contador