PSOE y Podemos acercan posturas de cara a un posible acuerdo para facilitar la gobernabilidad

Publicado 02/06/2015 20:11:56CET
Imagen del encuentro entre González Tovar y Urralburu
EUROPA PRESS

Podemos plantea como exigencia que el candidato socialista sea "capaz de librarse de las inercias propias del PSOE"

MURCIA, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PSOE a la presidencia de la Comunidad, Rafael González Tovar, y el diputado regional electo de Podemos, Óscar Urralburu, han mantenido este martes un encuentro para acercar posturas de cara a un acuerdo para facilitar la gobernabilidad de la Comunidad de Murcia.

Urralburu y González Tovar han iniciado este encuentro a las 19.00 horas en la sala 2.42 de la Facultad de Letras del campus de La Merced, y han sido relevados por sus respectivos equipos de trabajo. En concreto, la comisión del PSOE ha estado formada por el presidente del PSRM, Alberto Requena, la secretaria de Organización, Presen López, y el ex diputado Francisco Oñate, mientras que, por parte de Podemos, han acudido la secretaria de Organización, María Ángeles García Navarro, el diputado electo Andrés Pedreño, y el miembro de la formación Javier Sánchez.

En declaraciones a los medios antes de mantener el encuentro, Urralburu ha señalado que su idea es, "claramente", impedir "en la medida de lo posible" que haya un nuevo gobierno del PP y hacer "todo lo posible" para que exista cambio en la Región de Murcia.

No obstante, Urralburu apuesta por el cambio teniendo en cuenta que "conocemos muy bien la práctica política del PSOE y sus inercias", por lo que Podemos ha iniciado los contactos, en primer lugar, para comprobar si González Tovar "es capaz de librarse de las inercias propias del PSOE".

Posteriormente, Urralburu explica que tendrá que comprobar si "es posible iniciar tanto en el campo del trabajo en la Asamblea Regional, con una regeneración clara de la vida política", y ver si es posible "trazar un acuerdo de gobernabilidad" en el campo más programático, que "evidentemente tendrá que considerar la actitud y la posición de Ciudadanos".

Para Podemos es una "prioridad" que el PP "no vuelva a gobernar, especialmente cuando su candidato a la Presidencia de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, está en una situación "casi de preimputación".

Urralburu considera que la corrupción "está manifestándose con toda su crudeza en la Región de Murcia", y estima que no se trata de una cuestión de personas, sino que es un problema "estructural" que está "muy vinculado al poder político que ha representado el PP y también, en gran medida, al PSOE".

Por eso, cree que "no solo hay que modificar las caras, sino que también hay que cambiar las prácticas" y, en este momento, "cambiar los equipos de gobierno en comunidades como la de Murcia".

VIGILAR DESDE LA ASAMBLEA

Urralburu también apuesta por vigilar desde la Asamblea Regional "con un modelo de participación mucho más democrática" en el que la ciudadanía "pueda ver modelos de diálogo abiertos a la ciudadanía, con luces, con taquígrafos y con medios de comunicación para que se vea que no hay ninguna negociación en un despacho oscuro".

Es el caso, ha puesto como ejemplo, del encuentro mantenido este martes entre responsables de Podemos y de PSOE, que ha tenido lugar "en una universidad pública y en un espacio compartido por todos, que tiene que ser vigilado y abierto a los ojos de la ciudadanía".

De momento, Podemos no ha planteado ningún contacto con Ciudadanos, pero cree que es posible que entre este miércoles y el próximo viernes se cierre un encuentro. Este encuentro será a tres bandas, entre PSOE, Podemos y Ciudadanos, porque "es muy importante que los acuerdos de gobernabilidad que puedan plantearse para garantizar la investidura del PSOE y de González Tovar como presidente de la Comunidad se tenga que tener en consideración la postura de Ciudadanos".

"Si Ciudadanos de verdad está por el cambio, como decía su eslogan en la pasada campaña electoral, lo que no pueden hacer es otorgar el gobierno al PP", ha zanjado Urralburu.

Urralburu ha desmentido que se trate de firmar un tripartito, que es un "reparto de poderes" que Podemos no comparte, sino que se trata de "una investidura que esté vigilada desde la Asamblea Regional" y que, "por fin, en esta Región, haya separación efectiva de poderes".

En primer lugar, cree que debería de haber "una regeneración democrática dentro de la Asamblea Regional y empiece a participar toda la ciudadanía en ese espacio de la representatividad política" y, también, controlar desde ahí la acción de un gobierno que tiene, inicialmente, el apoyo de la propia Asamblea.

Para leer más