Publicado 30/08/2021 12:04CET

Récord de seguimiento por satélite de una tortuga boba liberada en Calblanque (Cartagena)

Una de las tortugas marcadas por ANSE, seguramente Argonauta, el día de su liberación en Calblanque el 05 de octubre de 2020
Una de las tortugas marcadas por ANSE, seguramente Argonauta, el día de su liberación en Calblanque el 05 de octubre de 2020 - P.GARCÍA/ANSE
Argonauta, una de las tortugas nacidas en Calblanq

Tras recorrer más de 5.000 kilómetros, el ejemplar marino se encuentra en aguas del mar de Creta

CARTAGENA (MURCIA), 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

Una de las tortugas bobas marcadas con dispositivo satelital y liberadas en octubre de 2020 en Calblanque (Cartagena) ha alcanzado el récord de seguimiento al emitir señal durante once meses, según informaron fuentes de la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE)en un comunicado.

La tortuga, bautizada con el nombre de Argonauta, iguala así el récord de emisión de otra tortuga liberada con un año de edad en las costas de la Comunidad Valenciana en 2017, y que también se desplazó al mar de Creta, donde se encuentra la tortuga marcada por ANSE.

El pasado día 10 de agosto se recibió la última señal de Argonauta, que pronto cumplirá dos años de edad. El 5 de octubre del pasado año este ejemplar juvenil de tortuga boba fue liberado en Calblanque junto a sus veinte hermanos.

Argonauta, al igual que cinco de sus congéneres, iba equipado con un dispositivo de seguimiento por satélite, colocado encima de su pequeño caparazón, con el objetivo de investigar la dispersión oceánica de la primera puesta de tortuga boba en la historia reciente de la Región de Murcia.

Se trata de todo un récord de seguimiento de tortugas liberadas con solo un año de edad y es la única de las marcadas y liberadas el año pasado en las costas de la Península Ibérica que seguía emitiendo a comienzos de agosto, de entre la decena marcadas por ANSE, la Comunidad Autónoma y Fundación Azul Marino.

Siguiendo los pasos (a la inversa) de sus homónimos griegos de la antigüedad, Argonauta ha realizado un viaje mítico que le ha llevado a cruzar el Mediterráneo y recorrer más de 5.000 kilómetros en mar abierto.

Transcurridos ya más de diez meses desde que se adentrara por primera vez en las cristalinas aguas del Parque Regional de Calblanque, Argonauta se encuentra en las aguas del mar de Creta, en la conjunción del Egeo con el Jónico y el Mediterráneo, donde llegó a mediados de marzo y ha establecido su zona de alimentación estival.

Esta zona es frecuentada por gran cantidad de adultos de la especie. De hecho, ese es uno de los principales pasos migratorios de tortuga boba en el Mediterráneo.

Numerosas personas colaboraron con sus donativos a la compra de las marcas instaladas por ANSE en los tres ejemplares de tortuga boba nacidos en Calblanque y alimentados durante un año en cautividad en instalaciones de la Comunidad Autónoma y el Oceanográfic de Valencia. La Universidad Politécnica de Valencia colaboró en el coste del seguimiento de satélite.

Casualmente, Argonauta es también el nombre del libro publicado por el biólogo Pablo Rodríguez Ros, quien donó a ANSE los beneficios de su venta para cubrir parte de los costes de las marcas.

GRAN VALOR PARA LA CIENCIA

Argonauta es la última de las tortugas marcadas por ANSE, en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia y la Fundación Oceanographic, cuyo dispositivo satelital permaneció activo hasta comienzos de agosto de 2021.

Los datos recogidos hasta el momento son de gran valor tanto para la ciencia como para la conservación de la especie en el Mediterráneo, cuya fenología reproductora se ha visto modificado en la última década a causa del calentamiento global.

La reciente colonización de la costa occidental Mediterránea como territorio reproductor abre un gran número de interrogantes que sólo pueden ser abordados mediante la recogida sistemática de datos, cuyo análisis es fundamental para arrojar luz sobre la estrategia vital de las poblaciones españolas de esta singular especie marina.

Contador

Para leer más