Publicado 23/06/2021 14:39CET

Regantes estudian interponer una querella por prevaricación contra el Ministerio, que está "ciego de ideología"

Reunión del Círculo del Agua con el presidente del Scrats, Lucas Jiménez; y el presidente del Ejecutivo murciano, Fernando López Miras
Reunión del Círculo del Agua con el presidente del Scrats, Lucas Jiménez; y el presidente del Ejecutivo murciano, Fernando López Miras - CUENTA DE TWITTER DEL SCRATS

López Miras, partidario a dialogar, advierte que "si no quieren tomar nuestra mano, el puño será bien fuerte para impedir esta tropelía"

MURCIA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los regantes han advertido este miércoles que en el laboratorio ya están preparando toda una serie de medidas a poner en marcha tras conocer el borrador del Ministerio para la Transición Ecológica, que está "ciego de ideología", sobre el Plan Hidrológico del Tajo. "Estaremos en la calle, pisaremos Madrid, habrá acciones y movilizaciones", ha dicho el presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, Lucas Jiménez, tras reunirse el Círculo del Agua.

"Analizaremos con lupa todas las actuaciones llevadas a cabo en conciencia por los funcionarios que han redactado el Plan, que eran conocedores de sus propios errores y se han dedicado a sostenerlo", lamenta Jiménez, que anuncia que llevarán a cabo "todo tipo de alegaciones, un minucioso estudio que pueda dar pie a cualquier querella por prevaricación", aunque puntualiza que estarán negociando y escuchando a la Administración.

Y es que, ha insistido a preguntas de los periodistas, el Ministerio "sabe que su metodología no es la correcta, que tiene fallos, fueron informados por el Scrats".

Según los regantes, "en un alarde de diálogo no ha escuchado lo que el Scrats le trasladó, errores manifiestos demostrados en la aplicación de los métodos que ellos se han autoimpuesto para calcular el caudal ecológico en Aranjuez, cuyo resultado hubiera sido 6,20 y no 8,60".

"Esto hace un daño irremediable al futuro del trasvase y el Ministerio, en un alarde de negociación y escucha, no ha mantenido los caudales ecológicos que propuso, sino que los ha subido; no escucha, porque traía ya una de hoja de ruta perfectamente marcada antes de llegar al Gobierno", denuncia Jiménez.

A su juicio, "se han dilatado en el tiempo unas medidas que harán mucho daño a los regantes del trasvase y toda la Cuenca del Segura", además de a la ciudadanía, porque, ha dicho, "habrá incrementos de precios muy sensibles que hasta la propia CHS reconoce".

En concreto, ha puntualizado, el regadío "dejará de recibir en 2016 alrededor de 109 hm3, eso es mas del 50 por ciento de lo que habitualmente recibimos del trasvase, pero el Gobierno seguirá obligando a pagar por el total de los hm3 a los que sobre el papel tenemos derecho", lo que tacha de "aberración ideológica, política".

Los regantes, que sienten que esto "es una derrota en toda regla" y que han "fracasado", aseguran que todas las decisiones "ya están tomadas, pero sobre el papel nos quedan seis meses de concertación en los que estaremos en la calle, nos haremos notar".

"GOLPE DE MUERTE AL TRASVASE"

Por su parte, el presidente del Gobierno murciano, Fernando López Miras, ha pedido que Pedro Sánchez y la ministra Teresa Ribera "escuchen a los regantes y agricultores y les digan que en 2027 no van a poder seguir manteniendo a sus familias y tendrán que buscarse otro quehacer".

Miras, que califica esta decisión de "sectaria y política", denuncia que el Estado esté empeñado en "cerrar el trasvase, porque es inadmisible que de forma unilateral, sin hablar con nadie y sin criterios técnicos, se decida dar un golpe de muerte al trasvase Tajo-Segura y esto no podemos permitirlo".

Reconoce que estos meses serán "duros" de trabajo, pero ha hecho un llamamiento a toda la sociedad murciana para que esté de lado de regantes y agricultores. "El Gobierno regional estará con ellos, tenderemos la mano para dialogar y consensuar" con el Estado, pero advierte que "si no quieren tomar nuestra mano, el puño será bien fuerte para impedir esta tropelía".

"Haremos lo que sea necesario y el Gobierno regional emprenderá todas las acciones legales, administrativas, judiciales, institucionales y políticas que sean necesarias, sumaremos fuerzas y estaremos enfrente de quien quiera cerrar el trasvase", ha subrayado el presidente murciano.

Según López Miras, la propuesta del Ministerio "es inadmisible, no es aceptable que se reduzca un 50 por ciento el caudal en 2027, porque eso es cerrar el trasvase, no es admisible que la factura del agua pueda subir un 140 por ciento, no es aceptable y tendremos que dialogar y consensuar otra solución, porque los regantes y agricultores de Murcia, Almería y Alicante son los primeros que quieren hacerlo".

López Miras envió este martes por la tarde una carta a Pedro Sánchez. "Ahora que se apela tanto al diálogo, debe demostrarlo también en aspectos esenciales para el futuro de España como es el agua", indica.

"Apelo a esa voluntad de diálogo y consenso que muestra con los separatistas de Cataluña para que la muestre también con la Región y se siente con nosotros y paremos esta barbaridad", ha señalado Miras, que ha vuelto a insistir en que Murcia "no puede subsistir a partir de 2027 sin el trasvase y no vale que pongan como excusa de mal pagador el cambio climático".