Actualizado 30/06/2007 21:58 CET

La UCE aconseja a los consumidores que planifiquen sus compras y exijan calidad durante el periodo de rebajas

MURCIA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Consumidores de España (UCE) aconsejó hoy a los consumidores que planifiquen sus compras y exijan calidad durante el periodo de rebajas, "ya que la rebaja del precio no supone el menoscabo de la misma, sino una reducción de los márgenes comerciales", según informaron fuentes de la organización en un comunicado.

En este sentido, coincidiendo con el periodo de rebajas de verano en la Región de Murcia, UCE enunció una serie de recomendaciones a los ciudadanos "para que lleven a cabo sus compras de manera racional y conociendo todos sus derechos".

De esta forma, advirtió que los comerciantes "tienen la obligación de que figure el precio rebajado acompañado del antiguo o bien el porcentaje de rebaja a aplicar, tanto en la etiqueta como en la publicidad del producto".

Igualmente, aconsejó a los consumidores que planifiquen las compras, "adquiriendo sólo aquello que necesitamos, de lo contrario podemos entrar en una dinámica de compra compulsiva y realizar gastos innecesarios", a la vez que subrayó la necesidad de que "verifiquen que está comprando en rebajas el mismo producto de temporada que anteriormente estaba a un precio superior".

Asimismo, recomendó "exigir factura o ticket de compra, cuya entrega es obligatoria, ya que es necesario a la hora de reclamar o devolver la compra", y recordó que "no existe normativa que permita a los comerciantes rechazar las devoluciones de productos comprados en rebajas ni se puede negar el pago mediante tarjetas de crédito, siempre que estas prácticas sean aceptadas durante el resto del año".

De la misma forma, UCE sugirió a los consumidores que soliciten la garantía en la compra de electrodomésticos, aparatos de telefonía y ordenadores, "ya que las rebajas no eximen al comerciante de esta obligación". Además, pidió que "no se dejen seducir por la publicidad, ya que es recomendable comprar con cierto control".

En este sentido, UCE resaltó la necesidad de diferenciar entre saldo, liquidación y rebaja, y explicó que el saldo "es aquel producto defectuoso que por tanto se vende a menor precio", mientras que la liquidación "es la venta de productos con carácter excepcional por el cese de la actividad comercial o cambio de local", y la rebaja "no es ni saldo ni liquidación".

Por último, recomendó pedir hojas de reclamación ante cualquier irregularidad "pues los establecimientos están obligados a tenerlas a disposición de los clientes".