UMU advierte sobre la ineficiencia de la privatización del servicio de abastecimiento de agua potable a nivel municipal

Publicado 27/06/2019 13:24:06CET
Imagen de un grifo
Imagen de un grifoUMU

Sostiene que el servicio de abastecimiento de agua potable es más eficiente cuando lo gestiona la administración pública

MURCIA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El grupo de investigación de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Murcia (UMU) ha publicado dos artículos en las revistas internacionales 'Cities' y 'Journal of Water Resources Planning and Management' donde advierten sobre la ineficiencia de la privatización del servicio de abastecimiento de agua potable a nivel municipal.

"Una de las conclusiones de nuestra investigación, que consideramos muy importante, es que la gestión directa es más eficiente que la indirecta. Esto es contrario a lo que normalmente dice la literatura acerca de que la prestación de los servicios públicos resulta más barata cuando se externaliza la gestión o, lo que es lo mismo, se realiza privadamente", explica Bernardino Benito, catedrático y miembro del grupo de investigación de Economía Financiera y Contabilidad de la UMU.

Este resultado merece ser destacado si se tiene en cuenta que en la mayoría de los municipios el servicio de abastecimiento de agua potable se encuentra privatizado, sobre todo en los de mayor población, apuntan desde la institución docente.

Otra de las variables que en municipios de más de 5.000 habitantes ha sido también significativa la densidad de población por kilómetro cuadrado urbanizado. A más densidad, más eficiente resulta ser el servicio.

"Este hecho nos lleva a pensar que lo que hoy día se está haciendo en muchas ciudades de construir en horizontal en lugar de en vertical, es decir, gran cantidad de urbanizaciones muy dispersas sustituyendo a los clásicos edificios, es menos eficiente desde el punto de vista económico en el caso del abastecimiento del agua potable, ya que eso lleva un plus de coste añadido", reflexiona Benito.

Mantener áreas como las urbanizaciones aumenta los gastos de este servicio, lo que puede significar que los núcleos urbanos más densamente poblados estén pagando el exceso de coste del agua de las urbanizaciones. De estos datos se desprende, según el experto, que si cuanto más densamente poblado es un municipio, más eficiente resulta, "quizá habría que agrupar a la población, asociar municipios para conseguir economías de escala, o bien mancomunar determinados servicios. Estos datos deberían hacer replantearnos cómo estamos organizados administrativamente, y quizás trabajos de investigación como los que nosotros llevamos a cabo pueden ayudar a tomar decisiones a este respecto".

TURISMO Y RIQUEZA, VARIABLES IMPLICADAS

Otra cuestión relevante es que el servicio de abastecimiento de agua potable es más eficiente en los municipios más turísticos y con una población superior 5.000 habitantes. Para el catedrático, estos municipios pueden tener un interés especial en prestar sus servicios de manera eficiente para seguir promoviendo el turismo, ya que es probablemente su principal fuente de ingresos.

En cambio, cuanto mayor es el nivel económico de los habitantes, y solo en el caso de los municipios de menos de 5.000 habitantes, se reduce la eficiencia. "Ello puede deberse a que la holgada situación económica de los habitantes de poblaciones pequeñas no les lleve a plantear quejas sobre el elevado coste que pueden estar pagando por la prestación del servicio, lo que se traduce en una menor eficiencia de la misma. En cambio, en los municipios por encima de 5000 habitantes el nivel económico no es determinante en el cálculo de esa eficiencia", señala Benito.

Por otra parte, los resultados de la investigación constatan que el signo político, esto es el partido al que pertenece el alcalde, y la fortaleza política (si se gobierna o no con mayoría absoluta) no son significativos o relevantes a la hora de decidir qué ayuntamiento es más o menos eficiente.

EL CAMINO HACIA LA TRANSPARENCIA ADMINISTRATIVA

La crisis económica iniciada en España en 2017 supuso la introducción de ciertas leyes con el objetivo de racionalizar el gasto público y garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas. Entre otras medidas se introdujo la necesidad de calcular el coste de algunos servicios municipales, con el objetivo primitivo de tomar medidas en aquellos que fueran deficitarios.

Esta idea no prosperó, pero desde entonces los ayuntamientos están obligados a facilitar información sobre el coste de algunos servicios municipales como la basura, el abastecimiento de agua, las instalaciones deportivas y culturales o la policía local, entre otros. Estos datos están disponibles en la página web del Ministerio de Hacienda desde el año 2014, siendo el último año incluido el 2017.

Antes del 1 de noviembre de cada año, las entidades locales calcularán el coste de los servicios partiendo de los datos contenidos en la liquidación del presupuesto general y, en su caso, de las cuentas anuales aprobadas de las entidades vinculadas o dependientes, refiriéndose ese cálculo al ejercicio inmediato anterior. El cálculo de este coste es de carácter obligatorio para todos los entes locales con independencia de su tamaño.

Para este catedrático, los resultados son relevantes no solo para los políticos, los gestores públicos y los investigadores, sino también para los ciudadanos. Estos últimos, como contribuyentes y beneficiarios de los servicios municipales, exigen información sobre la forma en que los gobiernos locales gestionan los recursos que reciben y exigen mejoras en la eficiencia de los servicios públicos, señala el investigador.

Además, señala que la metodología y los resultados de este estudio serán de gran interés para los reguladores del agua, "ya que en el contexto global de la gestión de la industria del agua, las autoridades políticas se enfrentan al reto de seleccionar el enfoque más adecuado y sostenible", considera Benito.

Contador

Para leer más