Actualizado 21/05/2007 19:49 CET

11-M.- Dieta líquida y patatas con bacalao, primera comida de los acusados tras su renuncia a la huelga de hambre

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Los ocho acusados que supendieron hoy la huelga de hambre realizaron su primera comida en los calabozos de las dependencias de la Audiencia Nacional en la Casa de Campo de Madrid. Para los cuatro de ellos que mantuvieron la iniciativa durante más tiempo y hoy cumplían su jornada número 13 sin ingerir alimentos el menú consistió únicamente en una dieta líquida --zumos y yogures-- que será sustituida mañana por otra blanda, informaron fuentes jurídicas.

El resto de presos, entre ellos los otros cuatro huelguistas que no comían desde el pasado miércoles 16 de mayo, recibieron como menú patatas con bacalao, salmón con pimientos y un plátano.

Los ocho acusados del 11-M que continuaban aún manteniendo la huelga de hambre abandonaron hoy la iniciativa que se ha prolongado en el caso de los tres considerados autores materiales, Rabei Osman El Sayed alias "Mohamed El Egipcio", Hassan El Haski, Youssef Belhadj y el autor material Abdelmajid Bouchar, durante 13 días. La decisión se ha producido tras entrevistarse con sus abogados.

El pasado miércoles se sumaron a la reivindicación otros 10 acusados entre los que se produjeron distintos abandonos a lo largo de la pasada semana quedando únicamente cuatro personas en huelga Jamal Zougam, Fouat El Morabit, Basel Ghalyoun y Mahmoud Slimane Aoun, que cumplían hoy su sexta jornada sin ingerir alimentos.

Según un comunicado elaborado por los letrados y que ha sido entregado al tribunal la iniciativa era "reflejo de la deseperación" que sentían los acusados al apreciar "como la presión mediática y política" a la que se está somentiendo al juicio transformaba "la presunción de inocencia de la que deberían gozar en presunción de culpa". "Su postura no iba dirigida contra nadie y no se sometía a contraprestación alguna", destacan los abogados en la nota.

Explican que tras mantener entrevistas con ellos los "huelguistas" han constatado que su postura podía ser interpretada "como un elemento más de presión". Los abogados indican que ellos mismos les han requerido que abandonaran su postura "al necesitar de su colaboración en plenas facultades para continuar con su labor profesional".

"Por todo ello y para colaborar a que la vista se desarrolle sin presiones han tomado la decisión de poner fin a la huelga de hambre", indica el comunicado. Los acusados solicitan a todos los agentes políticos y mediáticos que, en la medida de lo posible, "extraigan el objeto de debate del juicio de la arena política y permitan que él mismo se limite estrictamente al ámbito jurídico".

Reiteran que tanto los representantes políticos como los medios de comunicación no deben olvidar, en ningún momento, "tanto en sus informaciones como en sus pugnas políticas que todos gozan de la presunción de inocencia hasta que se dicte una sentencia firme".