Actualizado 13/03/2007 20:18 CET

11-M.- El juez Del Olmo interrogó durante una hora al sirio Almallah Dabbas, extraditado por Londres

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El juez Central de Instrucción número 6, Juan del Olmo, y el fiscal de la Audiencia Nacional Miguel Ángel Carballo interrogaron hoy durante aproximadamente una hora al sirio nacionalizado español Moutaz Almallah Dabbas, extraditado el pasado jueves por Reino Unido y a quien el magistrado mantiene imputado por los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, informaron fuentes jurídicas.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 decretó la prisión provisional de Moutaz Almallah tras su llegada a Madrid el pasado jueves. Se trata del hermano de Mouhannah, uno de los procesados que está siendo juzgado en la Audiencia Nacional por la masacre, para el que la Fiscalía pide 12 años de prisión por un delito de pertenencia a organización terrorista.

Moutaz fue trasladado esta mañana al despacho del juez Del Olmo, asistido por un letrado de oficio, donde se le tomó un cuerpo de escritura. Seguidamente comenzó el interrogatorio, que Moutaz Almallah decidió realizar en árabe, por lo que fueron necesarios los servicios de un intérprete. Del contenido de su declaración, que proseguirá en los próximos días, no ha trascendido nada, al estar el caso bajo secreto de sumario.

A nombre del extraditado desde Londres figuraba el alquiler del local de la calle Virgen del Coro, número 11, en Madrid, por donde pasaron varios de los presuntos autores materiales e intelectuales de los atentados de Madrid. En ese local se celebraban reuniones de adoctrinamiento 'yihadista' en las que, según la Policía, Moutaz Almallah desempeñaba un papel importante.

HERMANOS DE LOS MÁRTIRES.

La existencia de estas reuniones fue confirmada durante la sesión del juicio del 11-M celebrada ayer en el pabellón de la Audiencia Nacional de la Casa de Campo, en Madrid, por el testigo protegido S20-04-Y-26, hermano de la segunda esposa del acusado Mouhannah Almallah Dabbas.

Este testigo relató que a las reuniones en Virgen del Coro acudían siempre un mismo grupo entre el que se encontraba Sarhane Ben Abdelmajid Faket, alias "Serhane El Tunecino" -uno de los siete terroristas que se suicidaron en Leganés (Madrid) el 3 de abril de 2004- , el hermano de Mouhannah, Moutaz Almallah Dabbas, que era el propietario del local, y "otros muchos amigos".

El grupo se autodenominaba, "Hermanos de los Mártires", según indicó este testigo y de él formaba también parte Mustaphá Maimouni, encarcelado en Marruecos por su relación con los atentados de Casablanca en 2003.

En esas reuniones participaron, entre otros, varios de los suicidas de Leganés, caso de Asri Rifat Anouar, los hermanos Rachid y Mohamed Oulad Akcha, Allekema Lamari y Sarhane Ben Abdemajid, "Serhane El Tunecino", que ejercía como líder del grupo. En el local llegaron a residir dos de los procesados: Basel Ghalyoun, a quien la Fiscalía considera autor material, y el marroquí Fouad El Morabit, que se enfrenta a una condena de 12 años por integración en organización terrorista.

AMIGOS DE "EL EGIPCIO"

A Moutaz y a su hermano Mouhannah se les relaciona también con la captación de jóvenes radicales islamistas en España para enviarles a Irak y Afganistán, albergándoles entre otros lugares en la vivienda citada. Además, los hermanos Almallah mantuvieron contactos con Rabei Osman El Sayed, alias "Mohamed El Egipcio", acusado como autor intelectual de los atentados, que costaron la vida a 192 personas.

A pesar de que los dos Almallah usaban estrictas medidas de seguridad para evitar la investigación de sus actividades, los teléfonos utilizados por ambos, así como diferentes referencias a ellos, fueron localizadas en la documentación intervenida a raíz de los distintos registros e intervenciones relacionados con la investigación del 11-M.