26 de febrero de 2020
 
Actualizado 29/01/2007 20:19:04 CET

11-M.- Los peritos comenzarán mañana los nuevos análisis sobre los explosivos, tras tomar hoy posesión de sus cargos

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los peritos encargados de realizar, a partir de las 10.00 horas de mañana, nuevos análisis sobre las muestras-testigo y los restos de explosivos recogidos en los escenarios y focos de las explosiones de los atentados del 11-M tomaron hoy posesión de sus cargos ante la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional, que juzgará a los presuntos responsables de la masacre.

Finalmente, el número de expertos encargados de llevar a cabo las pruebas será inferior a 10, ya que algunas de las partes que solicitaron la revisión de los restos, entre las que se encuentran defensas y varias asociaciones de víctimas, han preferido no proponer peritos propios y aceptar los resultados de los de la Policía y Guardia Civil, informaron fuentes jurídicas.

Las primeras pruebas, contenidas en un total de 29 bolsas selladas, fueron entregadas el pasado jueves en las dependencias judiciales de la Casa de Campo, en Madrid, donde el próximo 15 de febrero comenzará el juicio del 11-M, a agentes de la Policía Científica en presencia de un secretario judicial.

Guardia Civil y Tedax procedieron posteriormente a la entrega de los restos que se encontraban en su poder, menos de un 10 por ciento del total.

Los peritos han firmado un contrato de confidencialidad y se han comprometido a no acceder a las dependencias de la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía donde se realizarán los análisis portando móviles o cualquier tipo de aparato susceptible de utilizarse para realizar fotografías.

"DESPEJAR TODAS LAS DUDAS".

El tribunal justificó la elaboración de este nuevo análisis en cumplimiento del artículo 729.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que le faculta para permitir pruebas distintas a las propuestas por las partes, con el fin de "conciliar" las diferentes pretensiones y por "la necesidad de despejar todas las dudas" puestas de manifiesto por varias de las acusaciones con respecto al explosivo empleado en la masacre.

La pericia tiene por objeto permitir determinar "las sustancias, elementos y/o componentes químicos" que hay en los explosivos, con el fin de expresar finalmente qué tipo pudo haberse utilizado.

Según el plan establecido por el tribunal, los peritos realizarán análisis cualitativos y cuantitativos de los restos de explosivo cuando la muestra lo permita al igual que de las evidencias recogidas en los focos de las deflagraciones.

El equipo de peritos dispondrá hasta el próximo 13 de febrero a las 15:00, dos días antes del inicio del juicio, para presentar el borrador de su informe.

En el caso de que los restos existentes no sean suficientes, deberá emitirse un informe antes del 10 de febrero en el que se explique la razón por la que no existen muestras, porqué no se recogieron o consumieron o no se realizó pericia sobre ellas.

La prueba pericial será grabada en audio y vídeo "por, al menos, dos cámaras que se usarán sucesivamente" y que después serán precintadas en presencia del secretario judicial.