Actualizado 10/11/2007 16:27 CET

11-M.- Zapatero advierte de que introducir dudas sobre la sentencia debilita la Constitución

Se compromete a no incluir en su discurso electoral las consecuencias políticas de los atentados

SANTIAGO DE CHILE, 10 Nov. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Beatriz Fernández) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, advirtió hoy de que cada vez que una fuerza política introduce "dudas carentes de fundamento" sobre una decisión judicial que ha contado "con todas las garantías" como la sentencia del 11-M debilita lo que "todos" quieren fortalecer, "la Constitución española de 1978, el Estado de Derecho y la democracia".

En rueda de prensa en Santiago de Chile, donde participa en la XVII Cumbre Iberoamericana, Zapatero se comprometió a no incluir en su discurso "preelectoral ni electoral" las "consecuencias políticas" de la "tragedia" del atentado terrorista del 11 de marzo.

Así se pronunció al ser preguntado sobre las recientes declaraciones del ex presidente del Gobierno José María Aznar, quien reiteró que quienes idearon el 11-M no están "ni en montañas lejanas ni en desiertos remotos", y con respecto a si consideraba conveniente alguna iniciativa conjunta con el presidente del PP, Mariano Rajoy, para evitar que este tipo de polémicas enturbien los próximos comicios de marzo.

El jefe del Gobierno señaló que del 11-M "sólo" desea que queden dos cosas "en la memoria colectiva de los españoles". "La primera, el recuerdo, cariño, afecto y el abrazo a las víctimas y a sus familias por" el "comportamiento ejemplar que han tenido", ya que, a pesar de sufrir "mucho", han "sabido aguantar como ejemplares ciudadanos", dijo.

"Y en segundo lugar -agregó-- que seremos más fuertes ante la amenaza terrorista si estamos unidos. Cualquier demócrata, cualquier ciudadano de bien, quiere que el Estado sea más fuerte ante la amenaza terrorista". El presidente consideró que, en la actualidad, "lo único que cabe" es pedir a todas las fuerzas políticas que cumplan con sus obligaciones democráticas. En este sentido, señaló que una obligación democrática "esencial" en el Estado de Derecho es la de "respetar las decisiones judiciales". "Y aún más una sentencia que tiene una gran trascendencia para nuestra convivencia, primero porque hay 192 víctimas mortales y segundo, porque ha sido objeto de un intenso debate político y parlamentario".

Zapatero añadió que la democracia española "ha cumplido con sus obligaciones". "Ha cumplido la Policía, la Guardia Civil, la Fiscalía, quien instruyó desde la judicatura, y ahora quien ha fallado, el tribunal", indicó y aseguró que cuando las instituciones "cumplen sus obligaciones con la democracia" se "refuerza el Estado de Derecho y la confianza de los ciudadanos", añadió.

"Las únicas víctimas, que son los fallecidos", sus "familias" y los "heridos", añadió, "han tenido la respuesta de la justicia" que es exigible en un Estado democrático y de Derecho.

"El Gobierno, a través de mi persona, tuvo un compromiso con las víctimas y con los españoles el mismo momento de la victoria electoral, que fue que se hiciera justicia" y "se supiera" quiénes fueron los "responsables". "Ese compromiso se ha cumplido gracias al trabajo de todo el Estado de Derecho", reiteró.