Actualizado 09/12/2007 19:14 CET

El 12% de barceloneses vive en la pobreza y otro más del 6% en situación de vulnerabilidad

BARCELONA, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El 12% de la población de Barcelona vive en situación de pobreza, y otro 6 a 8% está en situación de vulnerabilidad, según el quinto teniente alcalde y responsable del área de Acción Social del Ayuntamiento, Ricard Gomà (ICV-EUiA).

En una entrevista de Europa Press, Gomà explicó que oficialmente se considera que una persona vive en la pobreza cuando su renta media está por debajo el 50% de la renta media de la población, y que en esta situación se encuentran unos 180.000 barceloneses.

En cambio, se entiende vivir por "situación de riesgo y vulnerabilidad" que una renta se sitúa entre el 50 y el 60% de la media poblacional. En el caso de Barcelona, están en riesgo de pobreza unas 90.000 personas.

SIN VARIACIONES EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

Gomà explicó que, según los datos oficiales, desde 2001 no hay "ninguna variación sustancial" en el porcentaje de población que vive en la pobreza o en situación de vulnerabilidad. Ello significa que dicha cifra se ha mantenido estable en los últimos seis años.

"El gran fracaso de estos últimos años es que hemos tenido los diez años de crecimiento económico continuado mejores de la historia, y no hemos sido capaces de reducir sustancialmente el número de personas en situación de pobreza ni de redistribuir la renta", dijo el concejal, y auguró que no se mejorará sin "una política de choque de carácter estructural". "Las pensiones contributivas siguen estando en 315 euros al mes, y esto en Barcelona es vivir en pobreza severa", destacó.

"Tanto el crecimiento económico como las políticas municipales de contención --añadió-- consiguen frenar las dinámicas" de crecimiento del número de personas en situación de pobreza o con riesgo a sufrirla en la ciudad, aunque no se ha reducido en los últimos años.

PERFILES DIVERSOS

Al preguntársele sobre las diferencias en cuanto al perfil de las personas en situación de pobreza y las que son vulnerables a ello, Gomà dijo que "no son diferencias cualitativas entre dos colectivos, sino cualitativas".

Entre los perfiles, destacan los ancianos con una pensión no contributiva de 300 a 350 euros que viven "en situación de dependencia y soledad"; y familias no tradicionales, monoparentales o reconstruidas tras diferentes rupturas que, por el encarecimiento de la vivienda y la precariedad laboral, tienen muchos problemas para llegar a final de mes. Éste último caso es "gente relativamente joven con niños que cubren las necesidades básicas de escolarización y alimentación pero que pueden tener dificultades para afrontarlas".

En cuanto al género, Gomà afirmó que "la pobreza es femenina pero la exclusión social es masculina". De promedio, los datos oficiales reflejan que las mujeres tienen menos dinero, pensiones más bajas y menos poder adquisitivo, pero "saben vivir con muy poco y tienen capacidad de estructurar su vida cotidiana en situaciones de pobreza sin caer en la exclusión".

"Esto en los hombres pasa menos" --dijo-- en situaciones "de paro, de ruptura afectiva o emocional o deshaucio", y por ello, por cada ocho hombres que viven en situación de exclusión social, sólo dos son mujeres.

120.000 ATENDIDOS

Los servicios sociales del Ayuntamiento atienden una media de 120.000 personas, y ello significa que dichos canales de atención captan "a dos de cada tres personas en riesgo de exclusión". Gomà indicó que el área de Acción Social está atendiendo a toda la población que "ha expresado su demanda".

De los 120.000 usuarios, 45.000 se atienden en los equipos sociales de atención primaria, y el resto, mediante los servicios especializados como la atención domiciliaria y de programas sectoriales tales como el de atención a personas 'sin techo', que tiene unos 3.000 beneficiarios.

NO SEGREGAR LA ATENCIÓN AL INMIGRANTE

De todos los antendidos, del 20 al 25% son de origen inmigrante. Este porcentaje "no está muy por encima del peso real de la inmigración en la ciudad", dijo Gomà, quien aseguró que el propósito del consistorio es "tender a la normalidad de la atención de todas las personas, con independencia de su origen".

"No queremos un modelo que segregue la atención de los inmigrantes y la de los autóctonos", dijo, y añadió: "Consideramos que el lugar de origen de una persona es irrelevante". Precisó que el dato sobre la procedencia de los beneficiarios de las ayudas "tiene cada vez menos sentido".

Las necesidades de atención social de los inmigrantes "son cada vez más equiparables a las de las personas autóctonas", y en este sentido, Gomà aseguró que en los próximos años "llegará un momento en en que no se tendrá que preguntar a una persona si ha nacido en Barcelona o en un pueblecito de los Andes", como pasa hoy "con la inmigración más asentada en la ciudad que llegó a Barcelona a finales de los ochenta".

Gomà indicó que, a día de hoy, el reagrupamiento familiar es la principal vía de entrada legal de inmigrantes en la ciudad. En 2006, se reagruparon un total de 6.500 familias, indicó el edil.

Lo más leído

  1. 1

    Aclaraciones y disculpas públicas por la noticia sobre Adriana Ugarte

  2. 2

    Herido grave un adolescente de 15 años tras ser apuñalado cinco veces en Carabanchel

  3. 3

    Primeras palabras de Fabiola Martínez tras su separación de Bertín Osborne

  4. 4

    C-LM cierra municipios y hostelería, adelanta toque de queda a las 22.00 horas para frenar el virus

  5. 5

    Simón dice que la medida que más ha impactado en el control del Covid-19 es el cierre del interior de los bares