Actualizado 31/05/2007 17:09 CET

27-M.- Feijóo "no excluye" al BNG y le pide que decida entre ser "juez inteligente" de la política o "parche del PSOE"

Asegura que el PP quedará "liberado" de su compromiso de que gobierne la fuerza más votada si socialistas y nacionalistas no lo cumplen

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, mostró hoy la disposición de su partido a "completar las mayorías para gobernar" en aquellos ayuntamientos en que fue la lista más votada y explicó que "eso no excluye al BNG", al que reclamó que decida "si quiere ser juez inteligente de la política gallega o un parche del PSOE".

En la rueda de prensa posterior al comité de dirección del PPdeG, Núñez Feijóo aseguró que si los nacionalistas deciden ser jueces de la política gallega, su formación "está abierta" a dialogar con ellos en aquellos municipios en los que ganó las elecciones pero no logró mayoría absoluta.

De todas formas, y a la vista de que PSOE y BNG ya han iniciado las negociaciones a nivel autonómico para lograr un acuerdo marco de gobierno municipal, el líder de los populares gallegos reconoció que "parece que quiere ser un parche de los pinchazos del PSOE". Aún así, insistió en que el Bloque "tiene que decidir si quiere ser un juez inteligente de la política gallega o ser un parche de las cuentas de Pepiño Blanco".

En su análisis de los resultados electorales, Feijóo interpretó que "se truncó" el cambio sociológico del que hablaba el BNG, que perdió 36.000 votos urbanos y "ya no es el partido de las ciudades". Por ello, aconsejó a los nacionalistas que reflexionen y consideró que "hay mucha gente inteligente en el BNG que ve que desde que pactó con el PSOE únicamente intenta mantenerse con los menores daños posibles".

AUTOCRÍTICA

En cuanto a su formación, Feijóo realizó autocrítica y reconoció que el PP "en el rural descuidó el voto y obtuvo un resultado inferior al previsto". Por ello, consideró que la renovación que emprendieron en las ciudades "tiene que ser trasladada a los ayuntamientos de menor tamaño".

De hecho, la conclusión final que sacó el presidente del PPdeG de las elecciones municipales es que obtuvieron unos resultados "razonables y alentadores" y que la formación "tiene que seguir trabajando y tiene que seguir renovándose". Además, destacó que subieron votos en seis ciudades y aseguró que se inicia "un cambio sociológico" con el PP como el partido de las ciudades.

Pese a ello, avisó de que no deben creer "que el voto urbano soluciona todo" e insistió en que no pueden "descuidar el rural en ningún caso", por lo que reiteró su apuesta por "renovar con prudencia" en las villas y los pueblos. "En junio y julio habrá que tomar decisiones en algunos ayuntamientos en la vía de recuperar los votos del rural", anunció.

En cuanto a la bajada registrada en la provincia de Lugo, consideró "evidente" que no tuvieron buenos resultados, aunque explicó que para analizar los datos y tomar decisiones esperará a la reunión que mantendrá la próxima semana con los distintos presidentes provinciales, entre ellos el lucense Xosé Manuel Barreiro.

COMPROMISO MATIZADO

Por otra parte, el presidente del PPdeG insistió en que el partido que gana las elecciones debe gobernar, aunque matizó el compromiso que efectuó todos los días de la campaña y consideró que el PP quedaría "liberado" de mantener el principio de que gobierne la fuerza más votada si PSdeG y BNG no siguen este criterio.

"Vamos a mantener el principio siempre que obtenga el apoyo de otros partidos", explicó Feijóo, aunque advirtió de que "es absurdo que uno tenga un principio cuando los demás no lo aceptan como criterio". Por ello, avanzó que "a lo mejor el lunes o el martes" se percatan de que ese principio "no tiene sentido".

Además, criticó la doble moral del PSOE por considerar que debe gobernar Canarias al ser la fuerza más votada y no hace lo propio en Galicia o en Navarra, tras lo cual abogó por abrir "una reflexión" sobre la posibilidad de reformar la ley electoral para que gobierne el partido que tiene más votos, así como para estudiar la celebración de segundas vueltas en los comicios.