27-M.- Lugo y A Coruña también tendrán gobiernos de coalición y se impulsará un nuevo modelo territorial, según el BNG

Actualizado 09/06/2007 1:19:49 CET

Podrá haber "matices" en las negociaciones locales siempre y cuando haya un consenso entre las dos fuerzas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El pacto de gobernabilidad alcanzado hoy por PSdeG y BNG para extender gobiernos de coalición a más de 70 ayuntamientos gallegos se aplicará también a las ciudades de Lugo y A Coruña, que contarán con un alcalde y un teniente de alcalde de cada una de las fuerzas, según informaron fuentes del BNG a Europa Press. Asimismo, ambas formaciones acordaron impulsar un nuevo modelo territorial que primará las comarcas, las regiones y las áreas metropolitanas, pero sin suprimir las diputaciones.

De esta forma, las grandes ciudades gallegas, a excepción de Ferrol --en la que gobernará PSdeG y EU-IU--, tendrán un gobierno de coalición de PSdeG y BNG. El pacto alcanzado hoy subraya que en Vigo, A Coruña, Ourense, Santiago y Lugo habrá un alcalde socialista y un teniente de alcalde nacionalista, mientras que en Pontevedra el regidor será del BNG y el teniente de alcalde, del PSdeG.

Además, en todas estas urbes se procederá a un reparto "equitativo" de las áreas de gobierno en función de los resultados electorales. Así, por ejemplo, en Pontevedra los nacionalistas podrían tener siete concejalías y los socialistas, seis.

No obstante, y según apuntaron las fuentes nacionalistas consultadas, la composición de los ejecutivos locales será decidida y discutida por las agrupaciones municipales de ambos partidos. Y es en este punto donde podrían darse "algunos matices" con respecto al pacto marco alcanzado hoy en Santiago.

En todo caso, estos "matices" tendrían que ser aceptados por las dos grupos. "Si una de las formaciones no está de acuerdo con los cambios al pacto original propuesto por el otro, entonces, no se producirán y primará el acuerdo marco", aclararon los nacionalistas. Se referían, especialmente, a los casos de Lugo y A Coruña, donde los socialistas perdieron su mayoría absoluta y donde se complicaron las negociaciones.

PROGRAMA

Además, socialistas y nacionalistas alcanzaron hoy un acuerdo programático sobre el modelo territorial, urbanismo, servicios sociales o lengua. Así, y según lo acordado, los gobiernos de coalición deberán cooperar en materia de servicios sociales con la Xunta, impulsarán el gallego de forma habitual y se "garantiza el derecho de todos los ciudadanos a ser atendido en este idioma" y se reservará el 30% del suelo para viviendas de promoción pública en los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes y el 40% en los de más de 40.000.

Asimismo, PSdeG y BNG acordaron impulsar un nuevo modelo territorial basado en las comarcas, las regiones y las áreas metropolitanas, pero sin suprimir las diputaciones.

Por ello, la dirección del BNG subrayó hoy que este es un "buen acuerdo" porque hay "compromisos concretos" y porque se opta por la fórmula de las coaliciones en todas las grandes urbes gallegas. "Esto significa que se extiende el modelo del bipartito a los ayuntamientos gallegos", concluyeron.