Actualizado 16/06/2007 18:50 CET

27-M.- PSOE abrirá un expediente a su formación en Sartaguda (Navarra) que podría terminar con su disolución

Dice que el alcalde "no merece llamarse socialista" y que el hecho de que ANV sea legal "no significa que el PSOE" pueda acordar con ella

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Política Municipal y Libertades Públicas del PSOE, Álvaro Cuesta, rechazó nuevamente hoy la decisión de su candidato en Sartaguda (Navarra), José Ramón Martínez, de haber aceptado los votos de ANV para ser investido alcalde. Cuesta calificó los hechos de "atropello" y anunció que esta "deslealtad" de Martínez con el PSN tendrá como consecuencia la apertura de un expediente que afectará también al resto de concejales y que puede concluir, según aseveró, "con la disolución del partido en la localidad".

"Quien se ha comportado de esa manera no merece llamarse socialista", dijo Cuesta, quien recordó que su partido estableció una política de alianzas previa a la convocatoria de elecciones del 27 de mayo que establecía que, "aunque ANV sea un partido legal, no significa que sea idóneo para entenderse con el PSOE". "No cabe sumar ANV a PSOE", remarcó. "Lo que se cometió en Sartaguda fue un atropello, una falta de lealtad democrática y una falta de disciplina de partido", insistió.

Cuesta advirtió de que, tras la petición de renuncia remitida por el partido a través de una misiva, "se han tomado las medidas disciplinarias de la expulsión", no sólo de Martínez, sino también de "los que han participado en la votación de hoy, lo que incluye al resto de concejales" que han tomado posesión. "Nuestro planteamiento es iniciar un expediente que puede concluir con la disolución del partido en Sartaguda", subrayó.

"No estamos dispuestos a permitir la más mínima indisciplina ni deslealtad, y sobre todo actitudes de transfuguismo con ANV. Quien se ha comportado de esa manera no merece llamarse socialista", zanjó el dirigente socialista.

Según destacó, la voluntad mayoritaria de Sartaguda "era de UPN", ya que el PSOE se quedó a treinta votos de diferencia. Pese al estrecho margen, "eso no permite sumar a los ciudadanos que votaron de buena fe al PSOE la voluntad de otras siglas que no tienen la más mínima coincidencia y que están en las antípodas", reiteró.

Así, Cuesta recordó que la política de alianzas del PSOE se establecía el diálogo con fuerzas políticas "de indubitada lealtad constitucional democrática y que manifiestamente condenaran el terrorismo" y que se añadía expresamente la "prohibición de cualquier entendimiento, alianzas y acuerdo político con concejales de ANV". "Que pueda ser legal no significa que podamos tener entendimiento o acuerdo con ellos", concluyó.