Actualizado 21/05/2007 12:02 CET

27-M.- Sólo 5 de los 13 hijos de los alcaldables por Barcelona han ido a guarderías públicas

Los cinco grandes partidos admiten la carencia de plazas municipales

BARCELONA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Los principales candidatos a la Alcaldía de Barcelona han optado por guarderías privadas para sus hijos. De los 13 hijos que suman los aspirantes, sólo 5 han ido a la red pública de guarderías.

En el caso del alcalde en funciones y candidato del PSC, Jordi Hereu, no ha llevado a ninguno de sus dos hijos a la guardería; y los dos de Imma Mayol (ICV-EUiA) empezaron en la pública pero tuvieron que acabar en la privada.

Tres de los cuatro de Xavier Trias (CiU) fueron a la guardería privada, y el otro a la pública; los tres de Alberto Fernández Díaz (PP), a la privada; y los dos de Jordi Portabella (ERC), a la pública.

La carencia de guarderías municipales en Barcelona es uno de los déficits que reconocen los cinco principales candidatos, que no siempre han podido elegir entre pública o privada a la hora de llevar a sus hijos.

PSC: DOBLAR LAS PLAZAS PÚBLICAS.

Jordi Hereu (PSC) declaró a Europa Press que sus dos hijos "no han sido de guardería", y que fueron directamente al parvulario.

El programa electoral socialista promete duplicar el número actual de plazas públicas de guardería, que hoy son 57. Hasta conseguirlo, se compromete a conceder una ayuda a los padres que llevan hijos a la guardería privada porque no pueden acceder a las públicas por falta de oferta.

CIU: NEGOCIAR CONCIERTOS.

El candidato de CiU, Xavier Trias, critica reiteradamente a Hereu que pretenda hacer otras 57 guarderías: alega que, cuando lo consiga, los niños "ya serán mayores".

Por eso, plantea una Red Municipal de Guarderías negociando conciertos con las privadas ya existentes, en vez de basarse en crear sólo plazas públicas, siguiendo el modelo sanitario catalán. Y promete que ningún niño se quedará sin plaza de precio público".

Tres de los cuatro hijos de Trias fueron a un centro privado, y uno a la guardería pública --la escuela de puericultura, concretamente--.

PP: CONCIERTOS, Y 5.000 PLAZAS.

Al igual que CiU, el PP considera que estas plazas también las puede ofertar la iniciativa privada, aunque, en cualquier caso, la financiación de estos servicios iría a cargo del erario público mediante conciertos.

El candidato popular, Alberto Fernández Díaz --cuyos tres hijos han ido a guarderías privadas--, se compromete a crear 5.000 plazas de guardería.

ERC: 3.000 PLAZAS.

Los dos hijos del candidato republicano a la Alcaldía de la capital catalana, Jordi Portabella, han ido a una guardería pública.

ERC promete 3.000 plazas en cuatro años; un seguimiento de los convenios vigentes para evitar la "situación encubierta" de algunas guarderías municipales; integrar en una red todas las guarderías públicas, que serían gestionadas por un organismo autónomo donde la representación municipal sería mayoritaria y que dependería del Consorcio de Educación.

En este sentido, ERC quiere firmar un convenio con la Generalitat para que ceda al Ayuntamiento la titularidad de las cinco guarderías municipales que dependen del Govern. Por eso, también plantea la integración "pactada y voluntaria" del personal de la Generalitat a la red de guarderías municipales.

ICV-EUiA: TODO EL SISTEMA, MÁS PÚBLICO.

La candidata ecosocialista, Imma Mayol, llevó sus dos hijos a la guardería pública, pero acabó llevándolos a la privada "cuando ya no los admitieron".

El programa ecosocialista prevé amplar la oferta de plazas públicas "en todo el sistema escolar de la ciudad", para el derecho a educarse cerca de casa. También promete "fortalecer los servicios y programas educativos y sociales para la pequeña infancia, de 0 a 3 años; red de guarderías y otros recursos socioeducativos".

Además, habla de "acordar las ratios sociales para la red de guarderías", con el fin de "la plena incorporación de hombres y mujeres en la actividad laboral".