Actualizado 30/06/2007 21:33 CET

El aeropuerto de Ibiza trabaja con la "máxima capacidad" para recuperar la normalidad del tráfico aéreo

PALMA DE MALLORCA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El aeropuerto de Ibiza trabaja en estos momentos con la "máxima capacidad" para poder recuperar la normalidad del tráfico aéreo, que se ha visto alterado como consecuencia de un falso aviso de bomba, que ha obligado al cierre del aeródromo durante más de tres horas, afectando a unas 13.000 personas.

Según confirmaron a Europa Press en fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena), se está dando prioridad a los vuelos desviados, de forma que se espera que las compañías aéreas puedan operar los trayectos programados entre la tarde y la noche de hoy.

En total ha habido 29 movimientos desviados en las horas que ha estado cerrado. Ello ha provocado retrasos de entre una hora y hora y media en la salida del resto de vuelos.

Las 29 aeronaves desviadas se han dirigido a Palma (22), Barcelona (1) y Mahón (6). El resto de vuelos que debían llegar a Ibiza se han esperado en tierra sin salir a la espera de que el aeropuerto abriera de nuevo.

El tráfico aéreo fue cerrado a las 12:49 horas y reanudado a las 15:05 horas, según informó Delegación de Gobierno, que indicó que la terminal fue reabierta a las 16:05 horas.

Aena recomienda a los pasajeros que tengan previsto viajar con destino u origen en Ibiza que contacten con su compañía aérea para conocer si su vuelo es uno de los afectados por los retrasos.